¿Quieres quedar como una auténtica chef? Lúcete el Día del amor y la amistad con estas sencillas y resultonas recetas que se pueden disfrutar sin remordimientos.

Por pilarnewyorking
Febrero 10, 2020
Anuncio

Si vas a hacer una pequeña reunión con tus amistades para el celebrar el Día de San Valentín, uno de los aspectos principales es, por supuesto, la comida. Una buena anfitriona tiene que tener en cuenta las necesidades y gustos de sus invitados, así que aquí te mostramos tres sencillas recetas, sabrosas, originales ¡y con muy poco azúcar! para poder picar sin arrepentirse.

Esta receta de chips de canela y salsa de frutas es perfecta para el Día del amor y además de fácil ¡es súper rápida de preparar!

Necesitarás:
3 tortillas de trigo
1 cucharadita de canela
1 cucharadita de azúcar
1 taza de fresa picada
1 taza de piña picada
Jugo de naranja

Precalienta el horno a 400ºF

2. Usa un cortador de galletas en forma de corazón y corta las tortillas

. Ponlas sobre una bandeja de horno, rocíalas con espray para cocinar y espolvorea la canela y el azúcar.
3. Déjalas en el horno durante 5 o 6 minutos, hasta que veas que se ponen doradas.

4. Mezcla en un bol la fresa y la piña bien picadas, y añádele el jugo de una naranja. Remueve bien la mezcla antes de servir.

Esta segunda receta, además de sana y deliciosa, te dará una recarga de energía. Así que además de en San Valentín, la podrás preparar para tu día a día. Se trata de unos bocaditos energéticos Red Velvet, elaborados con remolacha.

Ingredientes:
1remolacha pequeña
2 cucharadas de aceite de coco
De 4 a 6 cucharadas de agua
1 taza y media de harina de avena
1/4 de taza de semillas de cáñamo
1/2 de taza de semillas de lino molidas
1/2 taza de copos de coco
2 cucharadas de polvo de cacao
1 taza y media de chips de chocolate

El bocado más dulce es el que menos tiempo te va a llevar. Estos corazones de yogur y fresas son ricos, bonitos y sanos y se preparan en cinco minutos (sin contar el tiempo que necesitan de frío).

Necesitarás:
1/2 taza de fresas cortadas en trozos pequeños
1 taza de yogurt griego plain
2 cucharaditas de miel
El yogurt natural lo puedes sustituir por uno de sabor, y si no quieres usar miel, puede sustituirla por sirope de agave.
1 bandeja para hielos con forma de corazón.

  1. Mezcla bien las fresas, el yogur y la miel.
  2. Distribuye en los corazoncitos de la bandeja y déjala en el congelador durante dos horas.
  3. ¡Listo!

Un postre divino, bajo en calorías, sano y que también pueden consumir los niños.

¿A qué esperas para meterte en la cocina?