October 04, 2018 06:02 PM

Penélope Cruz usualmente se rehúsa a realizar películas que incluyan violencia, pero la actriz española no pudo dejar pasar la oportunidad de protagonizar la cinta Loving Pablo, sobre la controversial y despiadada vida de uno de los capos de la droga más sangrientos del mundo, el colombiano Pablo Escobar. Junto a su esposo Javier Bardem, la madre de Luna y Leo, le da vida a la historia de amor que vivió el narcotraficante con una reconocida periodista que huyó de su país para refugiarse en Estados Unido, basada en el libro Odiando a Pablo, Amando a Escobar. ¿Qué la hizo aceptar el papel de amante? Nos lo cuenta todo.

La vida de Pablo Escobar ha sido expuesta en varias series, documentales y películas, ¿qué significa para ti hacer esta versión sobre la vida privada de Pablo?

“En algún momento tuvimos alguna duda [de hacer] la película sobre Escobar y más vista por alguien que le conocía tan bien, [pero] esta relación no se había contado nunca. Las otras series de súper éxito y otras series donde el personaje aparecía como personaje secundario pero esta película no se había hecho y eso fue lo que al final se tomó la decisión de seguir adelante. A él [Javier] le habían ofrecido muchas veces interpretar el personaje pero nunca era donde se pudiera explotar a fondo pero en esta si. Esta es la que tiene más recorrido, es donde más se entiende que fue lo que pasó [en su vida personal]”.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

¿Crees que el trabajar con tu pareja haya ayudado en la química para interpretar a los personajes?

“Ellos tenían su propia química que no tiene nada que ver con la que podamos tener nosotros. Es explorar cómo son esas cabezas, cómo piensan, como son, el reto es poder hacer personajes cuanto más distinto a ti, cuanto más diferentes a todo lo que hayas hecho antes y estos [personajes] tienen eso. Yo no hubiera hecho una película sobre este tema si Fernando [León Aranoa, el escritor] hubiera querido darle el glamour a este mundo [del narcotráfico] o justificar esas acciones”.

¿Qué te llevó a aceptar ser parte de este proyecto?

“Yo no hago muchas películas que estén cargadas de violencia, — en esta si hay bastante — y si la hago, las escenas que se suponen que tienen que ser violentas, [que] no sea una violencia gratuita de video juego que cuando lo ves quedas igual, no te pasa nada, no. [Me gusta] que cuente la realidad de cosas terribles que vivieron las personas con esta situación y que todavía siguen viviendo en muchos lugares del mundo. Aunque el cine no se hace para cambiar el mundo, si creo que conlleva una responsabilidad y si tu tocas un tema como este y vas a hablar de un personaje como Escobar, tienes que contarlo tal y como fue. Si hubiese sido de otra manera no lo hubiese hecho”.

¿Cuál fue la escena más difícil de realizar para ti?

“La más difícil para mi fue la escena de [la cárcel] La Catedral. Es una escena a la cual yo le tenía mucho miedo por la crueldad, el lugar tan oscuro, tan desagradable que teníamos que llegar y todos lo sabíamos que había que llegar ahí y esa escena si que tardé en recuperarme de ella semanas, pero estoy contenta con el resultado porque cuando la ves, quieres salir corriendo, duele verla y de eso se trataba. Estás contando algo que te inspire a hacer lo contrario de lo que estás contando”.

Loving Pablo se estrena este 5 de octubre en todas las salas de cines.

You May Like

EDIT POST