La presentadora cubana Lili Estefan tuvo un debut muy accidentado en Hollywood que le costó, literalmente, sangre.

Por Carole Joseph
Octubre 24, 2019
Anuncio

El debut en Hollywood en la cinta Zombieland: Double Tap (Sony Pictures) ha supuesto una gran satisfacción para Lili Estefan …. y también mucho dolor. La presentadora cubana sufrió un grave accidente en el rodaje.

¿Qué fue lo que sucedió durante la grabación de tu escena con Bill Murray?

Cuando llegué me dijeron que tenía un doble, pero yo quise hacerlo todo. Yo estoy en la última escena, soy el último zombi que Bill Murray mata en la cinta. Lo entrevisto y lo molesto tanto con [el Garo de cómic] Garfield que él se enoja tanto que me convierte en zombi y me mata ahí mismo.

Entonces, ¿cómo fue que tuviste ese accidente?

Bill me mata rompiéndome un póster de Garfield en la cabeza. Entonces, cuando estábamos haciendo la película, el chico que tenía que preparar el póster que me rompen en la cabeza no lo hizo. Se le olvidó cortar el cartón [por la parte en que] iba a salir mi cabeza [para que no me diera].

Estábamos grabando, yo ya estoy convertida en zombi y veo que Bill levanta el póster y no estaba acortada la parte en donde iba a pasar mi cabeza. Dije ‘ay qué hago' y decidí no parar la escena. Me he dado un golpe en la cabeza que me tumbó al piso y sangré por todos lados. Me rompí la quijada, la nariz y todo el mundo me vio tirada en el piso. Bill me vio y empezó a gritar ‘Dios mío, eso es sangre real'. Yo solo me reí.

Tuvieron que parar de grabar todo

No. El director, todo el mundo, me vino a pedir perdón, me curaron la quijada. Me sentaron, pero yo quise seguir adelante. Me pusieron unos puntos invisibles en la quijada. Y seguí adelante. A eso iba, a trabajar. Todo el mundo me aplaudió porque seguí sin importar[me] el golpe, cuando voy a la premiere Emma Stone me dice: ‘Oye, fuiste una guerrera'. Yo estaba feliz, me trataron muy bien.