Por Celeste Rodas de Juárez
Updated Diciembre 06, 2016
Anuncio
TIZIANA FABI/AFP/Getty Images

Más de dos décadas después de su rodaje, la conocida película Last Tango in Paris se encuentra estos días en el centro de la polémica después de las confesiones de su director, Bernardo Bertolucci acerca de una de las escenas más polémicas de un filme que rompió moldes por sus explícitas escenas de sexo entre un hombre maduro y una mujer mucho más joven.

En una participación en la Cinémathèque Française hace tres años que ahora ha sido rescatada y difundida en las redes sociales, el cineasta italiano reconoció que tanto él como el protagonista, Marlon Brando, decidieron engañar a la actriz Maria Schneider, que por entonces contaba con 19 años, y no consensuaron con ella la escena en que es sodomizada por el actor tras usar mantequilla como lubricante.

“No quería que fingiese la humillación, quería que la sintiese”, admitió el director en la entrevista.

La revelación de Bertolucci confirma unas declaraciones de Schneider al diario inglés Daily Mail en 2007 sobre el malestar que le causó esa escena en la que no esperaba ser agredida por Brando.

“Debí llamar a mi agente o tener a un abogado en el set de rodaje porque no puedes forzar a alguien a hacer algo que no está en el guión, pero yo no lo sabía”, apuntó la actriz, que falleció en 2011.

“Durante la escena, incluso cuando sabía que no era real, estaba llorando de verdad. Me sentí muy mal porque me habían tratado como a una sex symbol y yo quería que se me reconociera como actriz (…). Me sentí humillada y, para ser honesta, me sentí un poco violada por ambos, tanto Marlon como Bertolucci”, agregó.

La confesión de Bertolucci ha causado un gran revuelo en Hollywood, donde estrellas y cineastas han denunciado las acciones del aclamado director y de Brando.

“Inexcusable. Como directora, ni casi puedo comprenderlo. Como mujer, me horroriza, me repugna y me enfurece”, opinó en las redes la cineasta Ava DuVernay, responsable de filmes como Selma y la serie de televisión Queen Sugar.

La actriz Jessica Chastain también acudió a las redes para expresar su indignación. “A todos los que les gusta esta película, están viendo a una mujer de 19 años siendo violada por un hombre de 48”, observó la protagonista de Zero Dark Thirty. “El director planeó la agresión. Me enferma”.

Ante las reacciones, Bertolucci envió un comunicado de prensa en el que asegura que Schneider sabía de antemano de la escena de la sodomización porque estaba en el guión y la que la única sorpresa fue la mantequilla. “Ahí es donde está el malentendido”.

Por su parte Mike Brando, hijo del actor, salió en su defensa calificando la controversia de “horrorosa”. “Así no era mi padre. No era ese tipo de hombre”, dijo a TMZ.

Cuando se presentó Last Tango in Paris en 1972 desató una enorme controversia y expectación por su fuerte contenido sexual, lo que no evitó que Brando fuera nominado a un Oscar como mejor actor y Bertolucci a otro como mejor director. Schneider, en cambio, no recibió ninguna.