La nueva película de Brad Pitt, War Machine, saca a relucir sus dotes cómicos para interpretar a un general del ejercito cuya soberbia tiene consecuencias.

By Carolina Amézquita Pino
May 26, 2017 02:36 PM

Mientras el sabor amargo por su separación de Angelina Jolie estaba presente en la vida personal Brad Pitt, en el plano profesional hacía lo contrario y se burlaba de asuntos serios mientras filmaba la película War Machine, donde interpreta al general Glen McMahon.

“Quería que Glen fuera algo más que solo un hombre vistoso y dado que tuvimos la maravillosa oportunidad de usar las habilidades de comedia de Brad Pitt, las aprovechamos”, explicó durante su visita a México el director de la cinta David Michôd. “Para mí, poderle dar a Brad un personaje que no tiene reservas y darle espacio para encarnarlo de la manera que solo él puede fue realmente emocionante”.

En este filme, con una historia de ascenso y caída, Pitt saca a relucir sus dotes cómicos para retratar con sátira y humor negro un tema tan serio como los intereses ocultos en una guerra. Su personaje, basado en Stanley McChrystal, es un general norteamericano cuyo ego y prestigio se destrozan en un minuto gracias a una investigación periodística.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

“Nos divertimos mucho haciendo las escenas donde McMahon está con su comitiva porque eran muy absurdas. La película estaba caminando sobre una cuerda floja”, agregó Michôd.

Pese a la comicidad de la trama, el actor buscó dejar un mensaje positivo en esta película realizada por Netflix y Plan B, compañía productora de Brad Pitt, que ya está disponible en esa plataforma. “Se siente que Brad está en constante tensión. Intenta incorporar los valores americanos de la valentía, de la aspiración y del progreso, sin embargo está mirando a su misión caer desde los cimientos. Brad es un actor no verbal sumamente experto y por ello se sabe tanto sobre McMahon con sólo ver sus ojos y gestos”.

Advertisement