Después de una semanas donde se desconocía a ciencia cierta su paradero, hoy sí podemos poner en el mapa a la bonita familia formada por los duques de Sussex. Faltarán, como se esperaba, a la clásica misa de Navidad tan especial para la corona.

Por Nuria Domenech
Diciembre 21, 2019
Anuncio

Después de muchas especulaciones acerca del paradero de los duques de Sussex durante su particular alejamiento de la presión familiar y de los medios por seis semanas fuera del Reino Unido, por fin sabemos dónde pasarán la Navidad el príncipe Harry, Meghan Markle y el pequeño Archie.

El mismísimo primer ministro de Canadá, el popular Justin Trudeau, dio la bienvenida a esta preciosa familia desde su cuenta de Twitter. “Príncipe Harry, Meghan y Archie, les deseamos una bendecida y tranquila estancia en Canadá. Están entre amigos y aquí son siempre bienvenidos”.

Por otro lado, la portavoz de la pareja señaló que los duques de Sussex junto con su hijo Archie, de siete meses, disfrutan de momentos familiares privados en Canadá donde al parecer permanecerán varias semanas. No se dio su ubicación exacta para respetar su privacidad y por asuntos de seguridad.

“La decisión de estar en Canadá refleja la importancia que tiene para ellos este país de la Commonwealth (Mancomunidad británica de naciones/antiguas colonias)”, dijo la portavoz, quizá para apaciguar a los consejeros que piden que se les retire el título de duques de Sussex por no estar atendiendo como deben sus obligaciones con la corona.

“El duque de Sussex visitó frecuentemente en el pasado Canadá y la duquesa vivió durante siete años allí antes de formar parte de la familia real. Están disfrutando la posibilidad de compartir la calidez del pueblo canadiense con su pequeño hijo, así como la belleza de sus paisajes”, aseguraban también desde la Casa Real. Ciertamente, la exactriz rodó en Toronto la serie estadounidense Suits.

Todo hace suponer que después de unos días en California, donde los medios aseguran que los duques de Sussex pasaron Thanksgiving con Doria Ragland, mamá de Meghan Markle, la familia puso rumbo a Canadá.

Los duques faltarán así, como estaba previsto, a una de las citas más clásicas de la monarquía británica, la misa de Navidad junto a la reina Isabel.