"Tengo que entender como madre que ahora él necesita su espacio y él va a tomar desde hoy las riendas de su vida", expresó al borde de las lágrimas la actriz y empresaria colombiana.
Anuncio
Ximena Duque
Ximena Duque
| Credit: Facebook Ximena Duque

Este lunes fue un día muy especial y de muchos "sentimientos encontrados" para Ximena Duque. El primogénito de la que fuera actriz de exitosas telenovelas de Telemundo como La casa de al lado y Corazón valiente, Cristan Carabias, alcanzó la mayoría de edad.

"Yo sabía que este día iba a llegar, creo que vengo preparada psicológicamente para este momento y de pronto para las mujeres que no son mamitas que me ven de pronto esto no tiene mucho sentido; pero es que es mi bebé, es mi bebé que se volvió grande, se volvió un hombre", dijo visiblemente emocionada la exitosa empresaria a través de una transmisión en vivo que llevó a cabo por medio de su página de Facebook, donde cuenta con 8 millones de seguidores.

"Estos 18 años se me pasaron así volando", agregó con el rostro envuelto en lágrimas y casi sin poder hablar. "Estas no son lágrimas de tristeza, son lágrimas de emociones encontradas, de sentimientos encontrados, de alegrías, son lágrimas de amor, de amor de madre".

Ximena Duque
Credit: Facebook Ximena Duque

Ximena, quien tenía apenas 18 años cuando quedó embarazada, compartió con sus seguidores lo difíciles que fueron para ella sus primeros años como mamá primeriza.

"Con Cristan yo viví las duras y las maduras. Yo quedé embarazada a los 18 años y comprenderán que no es una edad para nada fácil de quedar embarazada […]. Cuando me entero que estoy embarazada, y les voy a abrir mi corazón, para mí fue como que el mundo en ese momento se me vino abajo porque me acuerdo que estaba recién salidita de ese show que yo hice, Protagonistas de novela, y tenía todos estos sueños, todas estas ilusiones, todas estas ganas de triunfar, de ser actriz, de salir adelante… Tenía todas estas emociones y estos planes a futuro. Pero hay un dicho que dice 'si quieres hacer reír a Dios cuéntale tus planes' porque sin duda muchas veces los planes de nosotros no son los planes del de arriba", aseveró.

"No fue fácil, fue muy duro, muchas veces me quitaba lo que tenía en mi plato para dárselo a mi hijo y que él comiera más que yo, vivimos eso, como también vivimos momentos maravillosos, crecimos juntos básicamente, reímos, lloramos, estuvimos en la buenas, estuvimos en las malas…", expresó muy emocionada la también mamá de Luna y Skye.

Ximena es consciente de que a partir de ahora su hijo tomará las riendas de su vida, aunque dejó claro que siempre estará ahí para apoyarlo y acompañarlo en el camino que decida seguir.

"Hoy ya se convierte en un hombre, eso no quiere decir que las cosas van a cambiar, simplemente es un hombre y tengo que entender como madre que ahora él necesita su espacio y él va a tomar desde hoy las riendas de su vida y solamente me queda a mí seguirle pidiendo a papá Dios como todas las noches que bendiga su vida y que lo cuide y lo proteja siempre", dijo.