Después de asistir a una fiesta en la casa de Rashel Díaz donde ella y el chef James se contagiaron, la colombiana y su esposo se enfrentaron a este difícil momento.
Anuncio

De seguro han sido las 24 horas más largas para Ximena Duque y su esposo Jay Adkins. La pareja estuvo en contacto con personas que dieron positivo al coronavirus y tenían que confirmar si se habían contagiado.

La pesadilla se repite. La colombiana y su pareja acudían hace unos días a la fiesta de su gran amiga Rashel Díaz. En ella se reunieron rostros conocidos como los suyos y el del chef James. Lo pasaron en grande pero días después sufren las consecuencias.

Tanto el venezolano como la conductora cubana salieron contagiados y están en aislamiento pasando el virus. Cada uno ha ido contando su experiencia desde las redes y lo que están haciendo para hacer frente a sus estragos.

Faltaba por saber si su amiga Ximena lo había cogido como ellos o, si por el contrario, se había librado del virus que tanto daño le hizo en el pasado.

Ximena Duque, chef James, Rashel Díaz
Ximena Duque, chef James, Rashel Díaz
| Credit: Mezcalent (x3)

Tras horas de miedo e incertidumbre, este viernes la empresaria se hizo la prueba junto al resto de su familia y por fin comunicó el resultado final.

"Todos negativos en casa gracias a Dios. OJO Covid negativos porque somos superpositivos", escribió feliz de la vida en sus historias de Instagram.

Ximena Duque
Ximena Duque
| Credit: IG/Ximena Duque

La noticia es todo un alivio para la familia no solo por lo que implica a efectos de salud, sino porque también les permite tener unas navidades tranquilas y sin contratiempos.

Ximena y los suyos tienen un historial no precisamente agradable con el virus, el cual contrajeron durante el embarazo de la actriz con Skye. El coronavirus la llevó directamente al hospital y su salud se vio muy afectada.

Afortunadamente todo se controló a tiempo y madre e hija salieron de este gran susto. Por eso la celebración es doble para todos.

Volver a pasar por esa pesadilla hubiera sido muy duro. Pero no ha sido así, todos están perfectos y así lo celebraron. Ahora toca disfrutar de la Navidad.