El exintegrante del súpergrupo surgido en los años ochenta es ahora un experto en finanzas y anfitrión del programa "Dinero" de CNN en Español.

Anuncio

Menudola banda de chicos más exitosa en la historia de la música latina, transformó la vida de millones de sus seguidores durante las últimas cuatro décadas. En el año de 1977, la agrupación puertorriqueña lanzó al mercado su primer álbum Los Fantasmas y por sus filas pasaron múltiples estrellas, como Ricky Martin, Draco Rosa, Johnny Lozada y Xavier Serbiá, conocido como Xavi, el rubio en el grupo.

Han pasado décadas desde que Serbiá abandonó las filas de Menudo y ahora el bailarín, actor y cantante es un respetado y reconocido especialista en finanzas que encabeza el programa Dinero de la cadena CNN en Español y además hace de coach de finanzas para quienes buscan su ayuda.

Aún así los años vividos en Menudo no se olvidan, según confesó recientemente el especialista de 51 años, nacido en Bayamón a People en Español durante un IG Live. "Menudo fue toda una experiencia religiosa. Me cambió la vida [en] 180 grados. En los ochenta ahí empiezo a entrara al mundo artístico, canto, baile. Ya desde muy pequeño, 11, 12 años. Me embarqué en toda una experiencia artística".

Su salida de Menudo fue seguida de películas y más proyectos artísticos. "Firmé un contrato con EMI, en el segundo año del contrato pedí un release porque ya me cansé de la carrera, eran muchos años en el mundo artístico", asegura.

Xavi [primero de izquierda a derecha] con Ricky Meléndez, Miguel Cancel, René Ferrait y Johnny Lozada.

Serbía en la actualidad, con su acostubrada sencillez y sentido del humor:

Curiosamente esos años con Menudo lo expusieron a las desigualdades de América Latina. "Veías los contrastes. En América Latina había mucha pobreza. La [llamada] Década Perdida. En Venezuela era el boom petrolero. Menudo fue muy fuerte allá", explica Serbiá. "Estos contrastes me llamaban la atención. El dinero que produje en Menudo, el 60% se perdió. Se le entregó a una persona para manejarlo. Me hizo perder el sesenta por ciento de mi patrimonio. Se perdió en la Bolsa de Valores".

Aquella traumática experiencia fue la que inspiró en gran medida su vocación de ayudar a los demás a saber manejar su dinero. De ahí su reinvención.