Los hermanos han decidido separar los dividendos que genera el fondo caritativo creado a la memoria de su madre fallecida en 1997.

Por Mayra Mangal
Julio 07, 2020
Anuncio

El abismo que se ha abierto entre los príncipes William y Harry continúa ensanchándose. Este martes se reveló que los hijos de la princesa Diana de Gales han decidido separar los dividendos que genera el fondo caritativo creado a la memoria de su madre tras su muerte en 1997.

Las ganancias irán a parar ahora a los distintos proyectos caritativos que encabezan los hermanos y que anteriormente estuvieran unidos bajo iniciativas realizadas por el Palacio de Kensington.

Este inusitado y dramático paso quedó al descubierto en documento legales sometidos en diciembre por los hijos del príncipe Carlos, aspirante al trono de Inglaterra. Al parecer la petición fue sometida un mes antes de que Harry y su esposa Meghan Markle anunciaran su decisión de abandonar sus funciones oficiales dentro de la familia real británica y que entró en vigor el 31 de marzo pasado.

Desde 2013 los fondos generados por el Princess of Wales Memorial Fund iban a parar a la Royal Foundation, el vehículo caritativo del príncipe William, su mujer, Kate Middleton, su hermano y su esposa . Pero en 2019 los príncipes, decidieron separar sus funciones y realizar sus iniciativas públicas y caritativas por separado, según explica People.

Los príncipes, en 2017, cuando aún encabezaban múltiples actos públicos mano a mano:

Pool/Samir Hussein/Wireimage

Los hermanitos, en 1993, cuando visitaron un parque de diversiones con su madre, la princesa Diana de Gales:

Julian Parker/UK Press via Getty Images

El príncipe Carlos (izq.) con su clan en el bautizo de Archie, el primer hijo de Harry y Meghan Markle. Eran tiempos mejores para la familia, sin duda:

El Fondo de la Princesa Diana no ha realizado gestiones de recaudación de fondos por muchos años. Sin embargo, recibe dinero dineros y donativos de diversas fuentes.

En 2019 la Royal Foundation recibió unos $27,000 provenientes de dicho Fondo, según se detalla en el reporte anual de la fundación, que se encuentra en línea.

Ahora al rompecabezas le hace falta una sola pieza: el príncipe Harry y Meghan Markle siguen sin anunciar cuándo entrará en funciones su esperada fundación Archewell -nombrada así en honor a su promogénito- cuya creación fue anunciada justo al principio de la pandemia de COVID-19.