El actor y la madre de sus hijos disfrutan de la vida por separado y desde hace tiempo que no son captados juntos. Así de felices se les ha visto, cada un por su lado.

Anuncio

Han formado una familia preciosa. Sus hijos Christopher y Kailey son su mayor prioridad en la vida, independientemente de su relación de pareja. Hace tiempo que William Levy y Elizabeth Gutiérrez dejaron de posar juntos y mostrarse felices, al menos en público.

La sombra de una ruptura siempre revolotea sobre ellos. Ellos ni afirman ni desmienten. Lo que contó el actor al programa El Gordo y la Flaca recientemente deja en el aire si continúan como pareja pero también realza el respeto que se tienen.

“Entonces estemos bien o estemos… Yo nunca diría que vamos a estar mal porque el día de mañana si estamos o no estamos juntos nunca vamos a estar mal, somos una gran familia y eso es lo importante”, dijo sin más detalle.

En estos días se les ha visto muy felices y disfrutando mucho pero por separado, lo que vuelve a poner sobre la mesa si la ruptura es un hecho.

Mientras, como buen empresario, disfrutaba de una velada de lo más entretenida en su restaurante Level29, Elizabeth posaba más sexy que nunca en unas imágenes que derrochan belleza y ganas de disfrutar de la vida.

Su relación siempre ha sido muy cuestionada por las idas y venidas de sus protagonistas. Entre rupturas y reconciliaciones han salido adelante y vencer muchos obstáculos. Pero sobre todo se sienten orgullosos de la bonita familia que tienen, independientemente de su unión sentimental. Respeto y admiración, por encima de todo.

screen-shot-2019-09-17-at-5.39.24-pm.png

William está lleno de proyectos, además del trabajo que implica tener un negocio propio. Su restaurante va a las mil maravillas y se ha convertido en uno de los locales estrella de Miami. Por su parte, Elizabeth sigue ejerciendo su labor de modelo como imagen de marcas como por ejemplo Anzata.

La maniquí y empresaria siempre apoya al padre de sus hijos. Ely estuvo al pie del cañón junto a William en sus dos últimos grandes trabajos, el estreno de En brazos de un asesino y la apertura de su local. Separados o juntos, siempre están el uno para el otro y eso es digno de celebrar.