El actor cubano de raíces judías manifestó su profundo pesar por al ataque ocurrido en el seno de la sinagoga Tree of Life de Pittsburgh.

By Mayra Mangal
October 31, 2018 11:42 AM

El ataque ocurrido en el seno de la sinagoga Tree of Life en Pittsburgh, que dejó 11 muertos, ha sacudido profundamente a William Levy. Y a 5 días de ocurrida la tragedia el actor cubano, cuyo abuelo era judío, ha dejado sentir su pesar por redes.

“La mañana del sábado un malvado cobarde entró a la sinagoga Tree of Life y asesinó a 11 judíos que estaban rezándole a Dios, incluyendo a una mujer de 97 años”, dijo Levy, de 38 años, en un post publicado este martes. “El asesino estaba molesto por el apoyo de los judíos a los inmigrantes latinoamericanos, entre otras de sus razones para odiar a los judíos”, exclamó.

“Me siento inspirado por la respuesta judía de responder a estos ataques inimaginables: que es siempre responder a la oscuridad con luz”, continuó en su mensaje. “El responder a actos de violencia y odio sin sentido con actos de amor y bondad sin sentido…cuando sus enemigos griten ‘Muerte a los judíos’ los judíos deben gritar con más fuerza: ‘VIDA a todos los hijos de Dios. Estoy orando por todas las familias de las víctimas”.

En el mensaje aparece Levy de espaldas, orando ante el Muro de los Lamentos en Israel con la cabeza cubierta. La foto data de su visita de abril de 2017 a la nación del Medio Oriente.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

En aquel viaje Levy se bautizó en las aguas del río Jordán y visitó distintos puntos de Tierra Santa, reconectando con sus raíces judías. Según confesó al programa Suelta la Sopa (Telemundo) a su regreso, su abuelo era judío y su mayor anhelo era viajar de Cuba a la tierra de sus ancestros para visitar a sus familiares.

Levy estuvo acompañado en el viaje de su esposa Elizabeth Gutiérrez y de sus hijos y compartió múltiples fotos del viaje en diversos templos y sitios sagrados de Israel.

Robert Bowers, de 46 años es el presunto autor de la matanza ocurrida a primeras horas del sábado en el templo ubicado en el corazón del barrio de Squirrel Hill. En un tiroteo de aproximadamente de 20 minutos de duración le arrebató la vida a 11 personas, incluyendo ancianos. Este martes el presidente Donald Trump viajó hasta dicha ciudad de Pennsylvania para rendir tributo a las víctimas.

 

Advertisement


EDIT POST