La repentina muerte de Eduardo Palomo dejó a todos impactados; sin embargo, quien más sufrió fue su viuda, Carina Ricco, quien debió librar varios desafíos para salir adelante.

By Carolina Amézquita Pino
May 09, 2019 09:53 PM

El 6 de noviembre de 2003, Eduardo Palomo murió a causa de un paro cardiaco; tenía 41 años. Su esposa, Carina Ricco, tuvo que enfrentar la situación y sacar adelante a Fiona y Luca, los hijos que ambos procrearon. Por lo tanto debió luchar de la mejor manera y sacar fortaleza de cualquier lugar para seguir adelante.

“Con mucho amor [salió avante]; agarrándome de todo lo que el flaco [Eduardo Palomo] creíamos porque era el momento de demostrarlo”, explicó Ricco al programa mexicano de televisión Ventaneando. “Con mucho dolor, también, al principio, por supuesto, muchísimo; y tratando de encontrar la manera de reconstruirme”.

Albert L. Ortega/WireImage

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Justamente, fueron sus hijos quienes se convirtieron en el motor para que siguiera con su vida; sin embargo, durante el proceso, también se cuestionaba la forma en la podría superar tan terrible pérdida.

“Decir: ‘¿Cómo le voy a hacer para volver a creer? ¿Cómo voy a volver a creer en el amor? ¿En qué todo es posible? ¿Cómo voy a inyectarle esa alegría a mis hijos que son pequeñitos?’”, agregó. “Aunque en el momento que él se fue, me hubiera gustado irme con él; sin embargo, Fiona y Luca fueron mi ancla. Hay razones por las cuales continuar”.

Con el tema de su autoría “No me dejes caer”, Carina Ricco logró palear el dolor que le quedaba y reconoce que con Eduardo Palomo tuvo una relación sentimental extraordinaria.

“Jamás pretendería encontrar alguien como él porque no existe”, confesó. “Hermoso haberlo tenido como pareja, como amigo, como cómplice, como papá y que siga siendo parte [de su vida]. Me encantaría que estuviera aquí físicamente”.

Advertisement


EDIT POST