Por Mayra Mangal
Octubre 23, 2018
Anuncio

Cada quien tiene un año terrible. Y sin duda el 2018 será el año más difícil del que se tenga memoria en la vida y carrera de Victoria Beckham.

La ex Spice Girl y diseñadora de modas ha pasado unos meses del terror tras sufrir un intento de robo en su mansión y por las declaraciones recientes de su marido David Beckham sobre su vida íntima y que según las malas lenguas la han sumido en un “mar de lágrimas”.

Por ello, fuentes en Inglaterra aseguran que Beckham tuvo que dejarlo todo para irse de desintoxicación a un lujoso spa de Alemania sin marido y sin hijos.

El sitio en cuestión es el lujoso Brenners Park-Hotel & Spa, ubicado en la Baden-Baden. Ahí, Beckham ha podido disfrutar de sesiones de yoga, masajes, ciclismo y otras actividades relajantes con un costo por suite de aproximadamente $16,000 por noche.

De acuerdo con medios británicos Beckham se hospedó anteriormente en dicho sitio durante la Copa Mundial de Fútbol de Alemania 2006.

“Cuando llegué al hotel me senté en mi cama y me puse a llorar”, reveló Beckham sobre su sesión de detox a la revista Vogue Reino Unido.

Beckham ha tenido que lidiar con rumores cada vez más insistentes de que su matrimonio con David Beckham estaría a punto de naufragar. La pareja comparte cuatro hijos: Brooklyn, de 19 años, Romeo, de 16, Cruz, de 13 y Harper, de 7.

Por si los problemas en casa fueran pocos, recientemente se reveló que aparentemente Beckham pierde miles de dólares al día con su colección de ropa y para rematar las Spice Girls anunciaron que quieren volver a reunirse, pero sin ella ¡auch!