La argentina Victoria Alonso, bautizada como "la mujer más poderosa de Hollywood" habla con People en Español sobre sus fascinantes proyectos como presidenta de producción de Marvel Studios, su esposa e hija y su vida de película.
Anuncio

La vida Victoria Alonso está llena de acción, como sus películas de Marvel Studios, y la argentina no tiene nada que envidiarle a superheroínas como Ajak o Ms. Marvel. En su rol como presidenta de producción física y postproducción, efectos visuales y producción de animación de Marvel Studios, Alonso supervisa proyectos como la joya cinematográfica Doctor Strange in the Multiverse of Madness —en cines a partir del 6 de mayo— y la serie Moon Knight, que estrena en Disney Plus el 30 de marzo.

Nacida en Buenos Aires, su creatividad la llevó a trabajar en el teatro desde su adolescencia. "A mí el teatro me encanta, el teatro me salvó la vida literalmente", confiesa Alonso, quien participó en marchas políticas en contra de la dictadura militar en su país y confiesa que muchos compañeros y amigos fueron asesinados a tiros en estas manifestaciones. "Cuando yo no estaba en marchas políticas, estaba en el teatro porque estaba enamorada de un muchacho y eso me salvó la vida".

Cuando su padre murió cuando ella tenía apenas seis años, Alonso aprendió grandes lecciones. "Cuando tenés seis años y se te muere tu padre, aprendes de cierta manera que la vida es muy corta. Vivo al máximo y no sé vivir de otra manera", confiesa. Si bien hoy es un símbolo de alguien que ha alcanzado el sueño americano, y de que no hay imposibles, conoce bien los retos que enfrentan los inmigrantes en Estados Unidos. Al llegar al estado de Washington, trabajó como mesera durante cinco años antes de abrirse camino en el mundo de la producción.

"Me parece que lo más importante es que nosotros no nos olvidemos de quién somos. Sigo siendo la misma persona que te podría servir una enchilada y un burrito y un taco, que era la combinación creo número 13 [en el menú del restaurante donde trabajé]", recuerda risueña. "De la misma manera que hoy te digo que me parece que Doctor Strange y Moon Knight son dos proyectos maravillosos, con el mismo orgullo, con las mismas ganas de que lo vean".

Si bien dedica largas horas a su apasionante trabajo, en su vida personal las protagonistas son su esposa, la actriz Imelda Corcoran —quien ha sido su pareja durante dos décadas— y su hija Olivia, de 11 años. "Esto no tendría mucho sentido sin tenerlas a ellas", confiesa. "Jugar al tenis me hace muy feliz, el mar me hace muy feliz, estar y charlar con mi nena y con sus amiguitas", cuenta sobre su hija, quien dibuja y heredó su espíritu creativo. "Me hace feliz escucharlas porque aprendo mucho de lo que están diciendo".

Compartir su sabiduría y motivar a otros con su historia es parte de su misión. La reconocida ejecutiva, bautizada "la mujer más poderosa de Hollywood", habló en exclusiva con People en Español sobre su pasión por el cine, su vida fuera del set, su familia y cómo está celebrando la diversidad en la pantalla. A continuación, Alonso en sus propias palabras, cuenta su historia y cómo se convirtió en la protagonista de sus sueños.

Victoria Alonso
Credit: Rich Polk/Getty Images for IMDb

¿Cuándo empezaste en este mundo de las películas, a apasionarte por el cine?

Quería trabajar en teatro, para serte sincera. A mí el teatro me encanta, el teatro me salvó la vida literalmente, no de dramática. Cuando iba a las marchas [en Argentina], por lo general tenía los carteles, y empezábamos al principio adelante en la primera fila. Pero como eran tan pesados los carteles terminábamos en la tercera fila. Por lo general cuando venían y empezaban a tirar tiros mataban a la fila una y la fila dos, y la fila tres tenía tiempo de correr y dispersar. Cuando no estaba en marchas políticas, estaba en el teatro porque estaba enamorada de un muchacho y eso me salvó la vida, porque hubieron varios momentos en donde creo que parte de nuestro grupo estaba y se perdieron vidas. Me parece que yo hubiera estado en ese grupo, entonces para mí el teatro siempre fue un lugar donde me siento muy segura y me siento como que estoy en casa. Es más, el olor cuando vas a un teatro y se está haciendo la escenografía es el mismo olor a madera, cuando la cortan. Cuando estamos haciendo cualquier de nuestros sets [de películas] y entras en un set, para mí, con el olor a madera recién cortada es algo que me transporta, que vuelo a ese momento de mi vida. Para mí nunca fue el cine, fue el teatro. Pero una amiga mía cuando estaba trabajando en Alaska Airlines me dijo: 'Vos serías muy buena en producción'. Y yo le dije: '¿Qué es eso?' Me dijo: 'Vos serías buena como PA' [asistente de producción], entonces dije: Vengo a entrevistar para la posición de 'PA' porque no sabía lo que era. Me dieron un radio y me dijeron: 'Bueno, andá. Ahora tenés que bloquear el tráfico'. Entonces fui, estábamos filmando y bloquée el tráfico. A los 20 minutos me querían matar la gente que estaba en los autos porque no dejaba que pasaran. Entonces viene la asistente de dirección y me dice: 'No, cuando nosotros decimos 'corte' vos tenés que dejar que los autos pasen. Cuando decimos que estamos rodando, vos tenés que cortar el tráfico'. Y así empecé, sin saber nada.

¿Qué nos puedes contar de la película Doctor Strange In the Multiverse of Madness y de la importancia de tener a Xochitl Gómez en el personaje de una heroína latina, America Chávez?

Para mí America Chávez es un personaje tan importante que sea parte de nuestro MCU [universo cinematográfico de Marvel], es un personaje que vengo esperando desde que empezamos con Iron Man, siempre queriendo ver, ¿dónde la podemos poner, dónde puede estar? ¿Cuándo podemos decir su origen? Y me parece que en este momento es importantísimo, me parece que viene en el mejor momento y con el grupo de superhéroes que vienen como es Benedict Cumberbach y Benedict Wong, que hacen de Wong y de Doctor Strange, y que ella pueda ser parte de este grupo me parece una manera muy linda de introducirla a nuestro MCU. Así que es un momento importante para mí.

DOCTOR STRANGE IN THE MULTIVERSE OF MADNESS
Xochitl Gomez en el personaje de la heroina America Chavez, Benedict Wong como Wong, y Benedict Cumberbatch como Doctor Strange/Stephen Strange en Marvel Studios' DOCTOR STRANGE IN THE MULTIVERSE OF MADNESS
| Credit: Jay Maidment/©Marvel Studios

Cuéntame cómo ha sido trabajar con Oscaar Isaac, quien es de raíces guatemaltecas y cubanas, como protagonista de la serie Moon Knight.

Oscar es una maravilla de persona, de actor. Es un actorazo, una persona increíblemente dedicada a encontrarle todos los matices al protagónico que hace de Moon Knight, además de muy buenos instintos con referencia a como contar la historia de la mejor manera posible y estuvo como productor con nosotros, trabajando juntos en todos los episodios y en todo lo que tenía que ver con su personaje, y ha sido un gran privilegio haber podido traerlo a él al MCU.

Oscar Isaac en MOON KNIGHT
Oscar Isaac en la serie Moon Knight de Marvel Studios' MOON KNIGHT
| Credit: Cortesía de Marvel Studios

¿Qué sientes de estar en una posición en la que puedes promover la diversidad, como parte de la comunidad LGBTQ+?

Para mí es importante que todos estemos representados constantemente. El problema es que somos muchos y somos tan diferentes que lo lindo sería que podamos representarnos a todos y como no se puede hacer todo en media hora, esto viene en pedacitos, así que tarde o temprano el rompecabezas va a tener forma. El año pasado le pedí a la prensa que tuviera paciencia, que nos esperaran, que venían cosas muy lindas, y que no las podíamos anunciar, porque por supuesto con todo lo de COVID no sabíamos cuando íbamos a poder terminar con cosas y poderlo ofrecer al mundo. Así que la verdad el poder llegar y venir a Miami a verlos a ustedes [en el almuerzo de las 25 Mujeres Más Poderosas de People en Español y Poderosas Live!], y poder anunciar que estos proyectos están terminados y que tenemos dos personajes tan importantes que nos representan es un gran orgullo.

Hablaste de tus largas horas de trabajo, ¿qué te hace no rendirte, recargar energía?

A mí me nutre mucho lo que hacemos y constantemente tratar de crear algo diferente y poder ofrecérselo al mundo. A mí la gente en sí me nutre, estar con la gente, escuchar a la gente y ver que lo que hacemos en realidad ayuda de cierta manera. Y cuando todo falla, me voy a jugar al tenis y le pego muy fuerte. Tengo un coach que me tira 300 pelotas. Él me quiere decir cómo tengo que pegarle a la pelota, pero le digo: '¡No, lo que quiero es pegarle a la pelota, déjame que le pegue a la pelota!'. Esa es mi manera de sacar un poco la locura interna.

Victoria Alonso
Credit: Rich Polk/Getty Images for IMDb

Háblame de Victoria como mamá. ¿Cómo te motiva tu hija, cómo te da fuerza?

Tengo una chiquita que tiene 11 [años]. Me motiva todo el tiempo. Charlamos de todo, ella sabe todo lo que está pasando con nuestro estudio y es una tumba, no habla de nada con nadie en ningún momento. Me da notas, me dice: 'Eso no tiene que ser así, eso no puede ser así'. Tiene opiniones de acá a la China, y me encanta que esté tan chiquita y que pueda ver la estructura de lo que es la historia de algo, en diferentes momentos de contar la historia. A veces veo las películas cuando están en la incepción —que hay mucho por hacer— y a ella la ha ayudado, la ha ayudado mucho en su arte, dibuja muy lindo. Y ha sido uno de los grandes retos, ser madre. Por lo general es muy buen reto ¡y hay días en donde me olvido que tenía una vida anteriormente a la de ser madre [ríe]!

¿Cuéntame de tu esposa, la actriz Imelda Corcoran. ¿Cómo te ayuda ella en tu carrera? Háblanos de tu historia de amor.

Es una gran pareja desde hace 20 años. Nos conocemos de adentro y de fuera y es una persona muy paciente que me parece que es lo más importante con una personita como yo que estoy constantemente haciendo diez mil cosas, porque no solamente es lo que estoy haciendo en el trabajo, pero en mi casa yo doy vuelta a todo todo el tiempo y tengo proyectos en casa, no paro. Es una turbina que no tiene el off. Ella me dice a veces [que me tome una pausa], eso es importante para que uno pueda recargar las pilas y que pueda seguir adelante. Esto no tendría mucho sentido sin tenerlas a ellas.

Victoria Alonso y su familia en el estreno de "Spider-Man: No Way Home" en Los Angeles
Victoria Alonso y su familia en el estreno de "Spider-Man: No Way Home" en Los Angeles
| Credit: Amy Sussman/Getty Images

¿Qué haces en tu tiempo libre, qué te hace feliz?

No tengo mucho tiempo que no trabajo, jugar al tenis me hace muy feliz, el mar me hace muy feliz, estar y charlar con mi nena y con sus amiguitas, me hace feliz escucharlas porque aprendo mucho de lo que están diciendo, hablar con mis amistades de acá, o en Argentina me hace muy feliz porque son gente que me conoce desde hace muchísimo tiempo. Tengo muchos amigos de muchísimos años. Tengo pocos amigos, pero los que tengo me han conocido, como es Alejo García Pintos, me conoce desde que tenía el 7 y yo tenía 6 años. O Elena Saccone, que la conocía desde antes de nacer porque mi papá, que murió a los 40 y yo tenía 6, mi papá era amigo de su papá, o sea que toda mi vida crecí con ella y con su familia. 

¿Qué canciones hay en tu playlist?

La música me hace vibrar de una manera muy importante. Yo escucho todo de todos. Si estoy escuchando a Adele, o te escucho a Abel Pintos, o te escucho a Kany García, o te escucho a Imagine Dragons o te escucho a Christina Aguilera, o a René. Escucho por ejemplo a Silvio Rodríguez y a Pablo Milanés, y la nueva trova cubana de la misma manera que estoy escuchando a Ava Max y a Pablo Alborán, o sea que escucho todo.

Victoria Alonso
Victoria Alonso
| Credit: Yuri Hasegawa/Redux

¿Cómo fue tu niñez en Argentina? ¿Te imaginabas tu vida hoy en día cuando eras una niña?

No, la vida en Argentina en ese momento era una vida que no sabías si ibas a sobrevivir. La dictadura militar mató a mucha gente y pasó mucho alrededor nuestro, entonces era todo bastante temporal, yo no me sentía con una certeza de que iba a haber un gran futuro. Lo mío era vivir el día a día, y parte de haber tenido a mi padre que murió tan joven, era eso. Cuando tenés seis años y se te muere tu padre, aprendes de cierta manera que la vida es muy corta. Si querés aprenderlo o no, lo tenés que aprender, no hay otra. Y el vivir el día a día, y parte del deseo —te lo puedo asegurar después de muchos años de terapia— que parte de trabajar tanto y vivir tanto, y vivir el día a full es porque para mí si yo me muero hoy, ya está. Hoy tuvimos un día magnífico. Vivo al máximo y no sé vivir de otra manera.

A él no le dieron esa opción, entonces que yo la pueda tener y que he vivido 16 años más que él, es una maravilla. Después de los 40, cada año que pasó para mí ha sido un gran regalo porque yo pensé que llegaba a los 40 y ya. Que todos los que tienen ese momento en su vida, cuando pasan eso, a mi hermana le pasó también, es importantísimo para mí vivir el día a full.

Victoria Alonso
Credit: Rich Polk/Getty Images for IMDb

¿Cómo describirías esta etapa en tu vida, este momento que estás viviendo? 

A mí me parece que COVID nos revolvió mucho, y si hay alguien que a nivel personal no le ha revuelto nada, está muerto en vida. Porque cuando hay tanto cambio externo, que eso no te afecte internamente, es que estamos negando lo que está pasando. Ha sido un gran momento para poder mirar hacia adentro en ciertas cosas que quizás no lo había visto antes porque no tenía tiempo, porque no tenía ganas. Y me parece que esto ahora ha dado un enfoque diferente. Para mí he crecido muchísimo y poder haberlo hecho con mucha paciencia, con mucho amor y muchas ganas, me parece que ha sido un gran regalo que me he dado, que me lo dio COVID. En el momento en que me estaba pasando no me parecía un gran regalo te voy a ser sincera [ríe], pero hoy después de ver todo lo que hemos pasado en los últimos años... No es fácil no solo en la parte personal, pero estás a cargo de tanta gente. Y tanta gente que teníamos la incertidumbre de que no sabíamos si íbamos a trabajar, se cerró todo por mucho tiempo. Si bien nosotros seguimos trabajando sin facturar, hubo gente que tuvo que dejar de trabajar y de facturar. Esos fueron momentos muy difíciles, y cuando lo que hemos creado es una gran familia duele, son cosas que te duelen, y son difíciles si te interesa la gente y te importa quienes son. Si son números no, pero de la manera que yo hago las cosas, mi manera de liderar, me afecta.

¿Qué recuerdas de tu tiempo trabajando como mesera y que le quieres decir a la gente sobre tu camino al éxito?

Fui mesera cinco años, mucho tiempo, no fue dos minutos. Lo que aprendí es que a mí me daba mucha felicidad ver a la gente, poder darles de comer la comida que les encanta, ese momento es un momento de placer que uno le puede ofrecer al otro a veces sin conocerlos, o a veces conociéndolos. En esos cinco años que estuve en el restaurante Azteca, lo lindo era ver las familias crecer. Que de repente venían, estaban de novios, después volvían, ya tenían hijos. Hay parejas que empezaron como parejas y después se pelearon, después venían con otras parejas, habían familias que venían todos juntos. Para mí eso fue un momento muy lindo, aprendí muchísimo de la sociedad americana porque estaba en el estado de Washington y era algo muy nuevo para mí. Me parece que lo más importante es que nosotros no nos olvidemos de quién somos. Sigo siendo la misma persona que te podría servir una enchilada y un burrito y un taco —que era la combinación creo número 13—de la misma manera que hoy te digo que me parece que Doctor Strange y Moon Knight son dos proyectos maravillosos, con el mismo orgullo, con las mismas ganas de que lo vean, de la misma manera que yo podía servir un plato caliente a alguien que estaba contento de venir a comer. Si dejamos de ser quien somos me parece que es una traición al ser, y que tarde o temprano va a mostrar la hilacha. Lo importante es ser quien uno es. Si ese vuelo en lugar de ser un vuelo que va sumamente alto, es un vuelo que va a medio vuelo, pero por lo menos es vuelo, es propio, es el mejor medio vuelo que vas a tener. 

¿Algún mensaje que sea importante para ti compartir?

"El Mes de la Mujer y el Día de la Mujer son todos los días del año. Pero como en este mes nos enfocamos a valorarnos y a vernos, me parece que lo más importante es que tengamos un poco de paciencia las unas con las otras, que podamos abrir la comunicación y ayudarnos entre mujeres, que no entre la competencia estúpida. La competencia es buena si es sana, pero la competencia para pelear sin ningún tipo de razón me parece una tontería, una pérdida de tiempo y nos tenemos que valorar mucho mas y darnos lugar a crecer y siempre ayudarnos unas a las otras. Hoy estoy acá y te puedo dar la mano, mañana vas a estar vos allá y me vas a dar vos la mano. Es todo muy cíclico y no todos nos quedamos en el tope todo el tiempo. De la misma manera que subimos vamos a bajar, así que mejor limpiar la escalera de arriba y de abajo, porque la vamos a transitar todas".