¡Gracias a un video de Vanessa Bryant, supimos del percance que sufrió la primogénita de Kobe durante su lujoso viaje a la nieve!

Por Nuria Domenech
Enero 03, 2021
Anuncio

En apenas tres semanas, el  próximo 26 de enero, se celebrará el primer aniversario de la muerte de Kobe Bryant y su segunda hija, Gianna a bordo de un helicóptero. En pocas horas, la noticia del terrible accidente dio la vuelta al mundo hace ahora un año y marcó el comienzo de un siniestro 2020 que muchos sueñan dejar atrás al comenzar este nuevo 2021.

El ídolo del baloncesto dejó esposa y tres hijas: junto al amor de su vida, Vanessa Bryant, quedaron Natalia, quien tiene ahora 17 años, Bianka, de cuatro y Capri, de uno. Digna heredera del espíritu luchador de su marido, la joven viuda ha dado un ejemplo de valentía y entereza con el que se ha ganado el cariño de la opinión pública y el amor de los fans de la leyenda de los Lakers.

Para afrontar las recientes fechas Navideñas, primeras sin Kobe y Gigi, Vanessa Bryant volvió a recurrir a la compañía de una de sus mejores amigas, la famosa empresaria Ciara.

Las dos amigas viajaron a Montana junto a sus familias para disfrutar de unas fabulosas vacaciones de esquí que ambas presumieron en sus redes, haciendo las delicias de sus fans que adoran ver crecer a las bebés de Kobe.

Natalia, la primogénita de los Bryant, disfrutó como la que más de estos días de nieve y se le vio muy risueña en sus historias.

Hasta que su mamá compartió un video en el que su adolorida hija mayor se sometía a un tratamiento para sanar su mano herida en un accidente de esquí. Con cara de susto mientras le ajustaban un dedo, Vanessa Bryant quiso quitar hierro al percance grabando un simpático video del momento, en el que puede verse a Natalia regañando a su mamá cuando siente que le está tomando con su celular.

“¡Mamá!”, dice riendo.

“¡Quién te manda ir a esquiar!”, bromea ella, mientras el quiropráctico le ajusta el dedo torcido.

“Muñeca y dedo torcido, reposo hasta que baje la inflamación. Esta es la venganza por burlarte de los dedos de tu papá”, escribió en tono de broma la encantadora Vanessa, quitándole drama al asunto.

Después explicó: “Natalia esperaba por ese tirón del dedo, así que tenía que distraerle… Menos mal que no hizo falta” comentó alabando la destreza de su fisio de toda la vida, un tal Dustin. “Conocemos a Dustin desde que Natalia tenía cinco años. Ella y su hija mayor, Shayina, estudiaban ballet. Gigi y Aly jugaban juntas al fútbol”, dijo recordando a su hija fallecida.

“Tan agradecidas por toda la buena gente que se nos acerca para ayudarnos cuando más lo necesitamos…”, confesó antes de volver a dar gracias al doctor.