La esposa del fallecido deportista engalana la portada de la edición de People de "Las mujeres que están cambiando el mundo".

Anuncio

Ha pasado un poco más de un año desde el trágico accidente aéreo en el que el basquetbolista Kobe Bryant y su hija Gianna Gigi Bryant perdieran la vida junto a otros siete personas. Si bien el mundo ha seguido dando vueltas, el haber perdido a su esposo, de 41 años, y a la futura estrella del baloncesto, de 13 años, sigue causándole un profundo dolor a Vanessa Bryant, quien ha tenido que ser el sostén emocional para las otras tres hijas de la pareja.

"No puedo decir que soy fuerte todos los días", confesó en la edición de People de "Las mujeres que están cambiando el mundo". "No puedo decir que no existen días en que siento que no puedo llegar viva al próximo [día]".

Tras la tragedia que tocó a millones de corazones alrededor del mundo, Vanessa se ha enfocado en reconstruir su vida y la de su familia, convirtiéndose en un ejemplo a seguir para sus hijas Natalia, de 18 años; Bianka, de 4; y Capri, de 20 meses.

Vanessa Bryant - People Cover
Credit: Brian Bowen Smith; Estilista: Law Roach/The Only Agency

La viuda de 38 años se hizo cargo de los proyectos creativos que había empezado su esposo en la compañía de multimedios del deportista Granity Studios, que ahora Vanessa preside. Además, volvió a lanzar la organización no lucrativa Mamba & Mambacita Sports Foundation, que proporciona nuevas oportunidades a jóvenes atletas, una misión en la que ya trabajaba el desaparecido campeón.

"Este dolor es inimaginable, [pero] simplemente tienes que levantarte y echar hacia delante", expresó. "Quedarse en la cama no va a cambiar el hecho de que mi familia jamás volverá a ser la misma. Pero salir de cama y echar hacia delante, va a crear un día mejor para mis hijas y para mí. Así que eso es lo que hago".

Kobe y Vanessa Bryant
Credit: Instagram/@vanessabryant

Vanessa aún tiene tres personas por quienes luchar y para motivarse a lograr sus objetivos, se inspira en dos de los grandes amores de su vida: Kobe y Gigi.

"Imagino que la mejor manera de describirlo es que Kobe y Gigi me motivan a seguir adelante", dijo. "Ellos me inspiran a intentarlo y a ser mejor cada día. Su amor es incondicional y me motivan de muchas maneras".

Aunque la gran razón para levantarse son sus tres retoños. "Mis niñas me ayudan a sonreír a pesar del dolor. Me dan fuerza", comentó.

Kobe y Gigi perdieron la vida el 26 de enero del 2020 luego de que el helicóptero en el que viajaban junto a otras siete personas se estrellara en las colinas de Calabasas, California.