La viuda del basquetbolista Kobe Bryant no cesa sus esfuerzos por continuar el legado de su esposo y cumplir con los sueños que dejó pendientes, tal y como publicar un nuevo libro destinado a empoderar a jóvenes atletas.

Por Isis Sauceda/Los Angeles
Abril 03, 2020
Anuncio

A dos meses de la muerte de Kobe Bryant, su viuda Vanessa Bryant tiene un nuevo motivo para sonreír: con bombos y platillos ha anunciado la publicación del segundo libro de la serie The Wizenard Series: Season One que el baloncestista escribió junto a su co-autor Wesley King.

A través de sus redes sociales, Vanessa presentó la nueva novela que sigue la saga del primer libro de su esposo y King. Ese tomo se enfocó en un amante del basquetbol cuyo futuro se ilumina con la llegada de un nuevo entrenador.

“¡Bienvenidos a Dren! Esperamos que estén listos para ponerse al día con los West Bottom Badgers para otra mágica temporada de basquetbol”, escribió Vanessa en su cuenta de Instagram junto a la imagen del nuevo libro.

Este lanzamiento hace realidad otro de los sueños que el fallecido basquetbolista tenía planeado cumplir este año. Según King, Kobe deseaba ayudar a sus jóvenes lectores a cambiar sus vidas por medio de sus historias.

“Estaba realmente enfocado en cambiar la vida de los niños y empoderar a la siguiente generación de jóvenes atletas, especialmente [las atletas] femeninas”, dijo King a PEOPLE, tras la muerte del jugador del equipo Lakers de Los Angeles. “Decía: ‘Si un niño coge este libro y encuentra la fe en sí mismo para perseverar, hicimos nuestro trabajo’. Estamos haciendo esto por ese niño”.

King agregó que Kobe, además de ser un dedicado padre de familia, sentía especial pasión por ayudar a los niños a mejorar su futuro.

“Su familia siempre estaba primero. Lo supe a los cinco minutos de conocerlo”, dijo King. “Sus hijas siempre salían a relucir, siempre me llamaba cuando iba a recogerlas [de la escuela]”.

Kobe falleció a sus 41 años en un trágico accidente aéreo junto a su pequeña Gigi Bryant, de 13 años, y otros siete pasajeros que viajaban en un helicoptero en el sur de California en enero.