Alejandro Fernández abre su corazón y da a conocer cuál ha sido una de las experiencias más fuertes que ha atravesado.

Por Carolina Amézquita Pino
Septiembre 18, 2020
Anuncio

El mes pasado, Camila, una de las hijas de Alejandro Fernández y quien tiene solo 22 años, contrajo nupcias. Si bien el cantante le sugirió esperar un poco por su corta edad, la boda se llevó a cabo. El intérprete de “Como quien pierde una estrella” rompió el silencio y dio a conocer lo que sintió cuando tuvo que entregar a la joven en el altar.

“Ha sido uno de los días más difíciles de mi vida. Pero, ni modo, así lo decidieron”, reveló Fernández al programa mexicano de televisión Ventaneando (TV Azteca). “Cuando estuve en la boda, en la iglesia, y vi lo feliz que estaba, pues la verdad no tuve nada más que callarme”.

IG/Alejandro Fernández

Sin embargo, El Potrillo dejó claro que mantiene una buena relación con su yerno Francisco Barba y está tranquilo porque es una persona responsable que cuida bien de la chica.

“[Me llevó] bien, es un buen muchacho”, comentó. “Es un buen niño, trabajador y trata a Camila como una princesa”.

(Photo by Rodrigo Varela/Getty Images)

El cantante confesó que cuando su primogénito, Alex, se comprometió también en matrimonio, como a su hija, le aconsejó esperar un poco para el enlace y continuar desarrollándose profesionalmente. Además, asegura no estar preparado todavía para ser abuelo, pero recibirá a los nietos con gusto.

“La primera fue Camila. Ahora Alex anda con mucha ha valentía y muy animado [para casarse]. Ya le dije que tiene una carrera que le está yendo muy bien, pero así son las decisiones de ellos. Yo no me meto”, advirtió. “No te preparas [para ser abuelo], pero si toca, toca”.

Alejandro Fernández retomó su carrera profesional con el lanzamiento del sencillo “Que se sepa nuestro amor” que canta a dueto con Mon Laferte; además, el próximo mes de octubre ofrecerá un concierto virtual.