"Patria y vida", que se ha convertido en lema de los reclamos de libertad en Cuba, se llevó el galardón a mejor canción en la gala de los Latin Grammy, en la que la situación en la isla estuvo muy presente.
Anuncio
Intérpretes de "Patria y Vida"
Intérpretes de "Patria y Vida"
| Credit: Descemer Bueno / Facebook

Muchos cubanos siguieron este jueves la transmisión de la gala de los premios Latin Grammy desde Las Vegas, NV, con un especial interés. La premiación podía suponer un revés para la dictadura castrista que gobierna en Cuba, que en los últimos tiempos ha visto cómo se han multiplicado los reclamos de libertad y en julio se vivieron unas protestas sin precedentes.

Cuando finalmente se anunció que la canción "Patria y vida", que se ha convertido en himno y lema de la oposición al régimen, se llevaba el galardón a mejor canción del año, la alegría se hizo sentir entre los presentes en la gala, así como en las redes.

Los intérpretes del tema aprovecharon la premiación para denunciar la situación de los más de 600 presos políticos que hay en la Isla, entre ellos uno de los mismos cantantes de "Patria y vida", Maykel Osorbo.

El rapero contestatario se encuentra en una cárcel de máxima seguridad desde el pasado 18 de mayo, y es quizás la primera vez en la historia de los Grammy que un premiado lo celebra desde prisión.

"Ese premio, más que mío, ese premio es el fruto y el sacrificio de muchos artistas y del pueblo, porque en esa canción hemos tratado de expresar el sufrimiento del pueblo cubano durante 63 años", expresó el rapero luego de enterarse de que su canción había sido premiada, luego de una llamada a la activista Carolina Barrero.

"Ese premio es el fruto y sacrificio [del movimiento opositor] San Isidro. Ese premio es del pueblo, que fue quien hizo grande la canción y el pueblo se merece ese premio, y es de ustedes, caballero", añadió.

"Patria y vida" ha sido un tema demonizado desde sus inicios por el régimen cubano por, entre otras cosas, ser una contestación al lema revolucionario "Patria o muerte" que durante décadas se ha hecho repetir a los cubanos.

Desde su lanzamiento, los músicos detrás de la canción han sufrido acoso y fue el tema que mucho de los cubanos que salieron espontáneamente a las calles a protestar el pasado 11 de julio entonaron.

Los integrantes de Gente de Zona, Alexander Delgado y Randy Malcom; el compositor Descemer Bueno; el rapero El Funky; y los cantantes Yotuel y Beatriz Luengo, estuvieron presentes en la ceremonia, donde cantaron la letra de la canción, que dice: "No más mentiras / Mi pueblo pide libertad, no más doctrinas / Ya no gritemos patria o muerte sino patria y vida / Y empezar a construir lo que soñamos / Lo que destruyeron con sus manos".

Mientras los artistas cantaban en la ceremonia de los Grammy Latinos, un público emocionado coreaba y aplaudía, entre ellos el productor Emilio Estefan, quien con su bandera cubana lucía sumamente orgulloso del triunfo de los músicos de su país.

"Este Grammy se lo dedico a todas las madres latinas del mundo que luchan por el sueño de sus hijos", dijo Yotuel desde el escenario al recoger el galardón.

Por su parte, la cantante Gloria Estefan, quien también fue presentadora del evento, resaltó la importancia del tema. "Esta canción es un ejemplo del poder que tiene la música para movilizar, inspirar y unirnos bajo la promesa de un día mejor, para seguir sembrando esa esperanza", dijo.

Gloria, quien ganó por Brazil305 un premio en la categoría de mejor álbum tropical contemporáneo, dedicó su triunfo "a una Cuba libre".

El Funky, quien recién llegó a los Estados Unidos desde la isla para participar en la premiación, alzó su voz por los artistas encarcelados Luis Manuel Otero Alcántara, líder del Movimiento San Isidro, por Osorbo y el resto de los presos políticos, entre ellos los arrestados esta semana en la ola de represión desatada para evitar la marcha convocada para el pasado 15 de noviembre.

"Ellos no están aquí físicamente presentes, pero sí en nuestros corazones", indicó.

Por su parte, Bueno dedicó el galardón a la necesidad de que se respeten los derechos humanos del pueblo de Cuba. "¡'Patria y vida' es la canción del año! Gracias, Cuba, esto es por tu libertad. ¡Esto es por los derechos humanos de todo un pueblo!", dijo en Facebook. "Gracias a los Latin Grammys por reconocer nuestro trabajo. Gracias a todos los que lo han hecho posible".

Los integrantes de Gente de Zona dedicaron el premio a la libertad de Cuba. "¡Cuba, esto es por ti, por tu libertad! 'Patria y Vida' canción del año. ¡Gracias a la academia de los Latin Grammys! Gracias a todos por hacerlo posible", dijeron en redes sociales.

En una ceremonia anterior a la gala también se otorgó a "Patria y vida" el premio a la mejor canción urbana, que recogieron los coautores del tema Luengo y el músico Yadam González.

"Como mujer compositora en la categoría urbana, que es tan difícil para las mujeres, quiero recordar a otras mujeres que han puesto el arte al servicio de la libertad de expresión: a la poeta Dulce María Loynaz, a Gloria Estefan y, sobre todo, a una mujer que murió queriendo regresar a Cuba y no pudo y la enterraron con un poquitico de tierra que pudo agarrar bajo la reja de Guantánamo", dijo Luengo.

"A ella, esta noche, le quiero dedicar esto porque nos enseñó lo que significaba la palabra libertad en la música, y para todas esas madres cubanas: ¡Celia, Celia Cruz, este premio va para ti!", añadió.

Otros cubanos también fueron galardonados la noche del jueves en Las Vegas.

Iván Melon Lewis se llevó el galardón al mejor álbum de jazz latino por su disco Voyage.

Los músicos Alain Pérez, Isaac Delgado y la Orquesta Aragón ganaron el premio Latin Grammy de mejor álbum tropical tradicional con el disco Cha Cha Chá: Homenaje a lo tradicional.

El premio a la mejor obra/composición clásica contemporánea fue para el guitarrista cubano Manuel Barrueco, por su álbum Music From Cuba And Spain, Sierra: Sonata para guitarra.