Por lo menos 68 personas afectadas se han unido para demandar al rapero colectivamente por los daños sufridos durante su presentación.

Anuncio

Los problemas legales apenas empiezan para el rapero Travis Scott, quien está siendo demandado a causa de la tragedia ocurrida en su concierto Astroworld en Houston, Texas, el pasado fin de semana.

La familia del pequeño Ezra Blount, de 9 años, ha entablado una demanda contra el cantante por la aparente "conducta negligente" que contribuyó a las lesiones potencialmente mortales que tienen al niño en un coma inducido, reportó People.

De acuerdo a la querella, el pequeño, que asistió al evento junto a su padre, sufrió una serie de contusiones que podrían cobrarle la vida.

"[Fue] pateado, pisoteado y aplastado hasta casi morir", dice el documento obtenido por People.

Ezra Blount
Ezra Blount
| Credit: Cortesía de Taylor Blount

Actualmente, el niño se encuentra ingresado en un hospital en coma mientras los médicos intentan aliviar las heridas causadas a su cerebro, hígado y riñón.

"Estas heridas tendrán efectos de por vida en su joven cuerpo que aún no ha desarrollado, perjudicando su calidad de vida y su habilidad de crecer y prosperar como lo hubiese hecho si no hubiese sido afectado por este incidente", detalla el documento.

La demanda menciona al cantante, la compañía promotora Live Nation Entertainment, Scoremore Mgmt, entre otros aparentes responsables, acusados de no detener la presentación del famoso intérprete hasta más de 40 minutos después de la tragedia que ha cobrado la vida de alrededor de 11 personas. La familia del pequeño busca una compensación de $1 millón.

"[Hubo] negligencia en un gran número de aspectos, incluyendo en el control de la multitud, la falta para proveer atención médica apropiada, la contratación, entrenamiento y retención", declararon los abogados de la familia, Ben Crump y Alex y Bob Hilliard, a través de un comunicado.

Pero los padres de Ezra no son los únicos en dar la batalla. Por lo menos 68 personas más enfrentarán al rapero y otros involucrados en los tribunales.

El poderoso y reconocido abogado tejano Thomas J. Henry, padre de la novia del cantante Liam Payne, reveló que ha sido contactado por un sinnúmero de víctimas que buscan demandar a causa de lo sucedido.

"Más y más víctimas que fueron heridas están contactando mi firma", declaró la firma en un comunicado de prensa emitido el 9 de noviembre. "Creo que los daños sufridos por las víctimas pueden llegar a los miles de millones de dólares".

Treston y Ezra Blount
Treston y Ezra Blount
| Credit: Cortesía de Taylor Blount

Uno de los demandantes exige $1 millón de dólares solo para cubrir sus gastos médicos. Otra joven alega que el rapero y su amigo y el cantante canadiense Drake —quien formaba parte del elenco, como invitado sorpresa— pudieron haber "incitado el caos", y un tercero describe el incidente como una escena de desesperación para salvar sus vidas.

"Estamos escuchando los horribles relatos de terror e impotencia que experimentó la gente, el horror de la multitud aplastándose y el terrible trauma de ver a gente morir mientras intentaban, sin éxito, salvarlas", declararon Crump y Hilliard en el comunicado.

Los abogados instaron a otras víctimas a unirse a la demanda.

Por su parte, y después de haber expresado su tristeza y frustración por lo sucedido, Travis y Drake están siendo fuertemente criticados por salir a celebrar tras su presentación, mientras los cuerpos sin vida de ocho personas eran transportados fuera del evento. No obstante, fuentes aseguran que los artistas no estaban enterados de lo sucedido.

"Ninguno sabía de la gravedad de lo sucedido. En la fiesta se enteraron de las muertes y se fueron inmediatamente", comentó una fuente a People.

Desde entonces, ambos cantantes han expresado sus condolencias y solidaridad con la comunidad de Houston, así como su total cooperación con las autoridades.

Hasta el momento, se han reportado más de 300 víctimas que fueron atendidas de emergencia, 11 sufrieron un paro cardíaco y varias docenas más quedaron inconscientes.

De acuerdo a reportes preliminares, ocho personas murieron en el lugar de los hechos y tres más perdieron la vida a causa de las heridas sufridas.

Travis ha cancelado su presentación programada para el 13 de noviembre en el esperado festival Day N Vegas. El rapero Post Malone lo sustituirá.