La conductora y ahora también empresaria comparte el milagro que ha hecho de su vida el sueño que siempre imaginó.
Anuncio

Hace un par de años hubiera sido impensable ver a Rashel Díaz en otro trabajo que no fueran los foros de la televisión. Allí es donde el público la ha visto crecer y convertirse en una conductora de renombre.

Nada que ver. El destino le tenía preparado un giro hacia direcciones opuestas y mucho más apetitosas tanto en lo personal como en lo profesional. En estos días la cubana compartía el secreto que le ha ayudado a hacer de su día a día un verdadero paraíso.

Su vida tiene más orden que nunca en términos horarios, pero también un propósito que ha encontrado después de hacerse muchas preguntas. El amor de su marido Carlos García, su trabajo en equipo y, especialmente, la fe le han llevado a lugares que no conocía y le llenan por completo.

Rashel Díaz
Rashel Díaz
| Credit: IG/Rashel Díaz

Algo tan sencillo como mantener el enfoque ha sido una de las claves de este nuevo y fascinante capítulo de su vida. Saber lo que quiere y ponerle atención es el secreto de su éxito. Sus dos años en Monat donde se ha convertido en todo un referente para muchas mujeres, ella incluida, fue el comienzo de muchas cosas que llegaron después.

¡Rashel no ha parado desde su salida de Un nuevo día! Desde emprendimientos y proyectos como su colección de accesorios, hasta charlas motivadoras a quienes más lo necesitan. Eso sin incluir el negocio de viviendas a cargo de su esposo en el que ella siempre le brinda su apoyo y punto de vista.

Juntos ha formado el equipo perfecto. Trabajan juntos en muchas ocasiones, pero eso, lejos de separarles, les ha unido aún más. Sus publicaciones felices y sus reflexiones de cómo lo han conseguido demuestran que la persistencia, el trabajo duro y el amor todo lo pueden.

Quedarse de brazos cruzados tras su salida de Telemundo no fue una opción. Todo lo contrario. ¡No ha parado desde entonces! Y la cosa va a más. Rashel reconoce que su fe ciega en Dios ha sido una de las claves para seguir en el camino correcto. Confió y obtuvo la respuesta, pero siempre con el esfuerzo como aliado.

Hoy la que fuera presentadora estrella, es una mujer de negocios, directora, esposa y madre ejemplar que combina diferentes roles sin descuidar su lado más íntimo y personal. Rashel no ha perdido su coquetería y tiene claro que mimarse es una parte fundamental de este proceso de empoderamiento.

Rashel Díaz
Rashel Díaz
| Credit: IG/Rashel Díaz

Si te quieres, es más fácil querer a los demás y entregar el cien por cien en lo que haces. A día de hoy, la empresaria es todo un reclamo en lo que hace, incluidas las redes, las cuales cuida al máximo con contenido fresco y mensajes de gran ayuda. Siempre en positivo, Rashel parece que ha encontrado su verdadera vocación: ayudar al prójimo. Un mundo con menos flashes y lentejuelas, pero con mucha verdad y corazón.

"Es una gran bendición poder conectar, aprender e inspirarse de otras personas que también han encontrado su propósito", reconoció en Facebook. ¡Felicidades por ello, Rashel!