El actor abandonó el centro hospitalario con lágrimas de emoción y rodeado del cariño y los aplausos de los médicos y enfermeros que le atendieron.

Por Teresa Aranguez
Febrero 14, 2021
Anuncio

No todo está perdido y Toño Mauri es el vivo ejemplo de que vale la pena luchar. Aunque el coronavirus se ha llevado sin piedad a miles de personas en todo el mundo, no siempre gana la batalla.

El actor finalmente fue dado de alta este fin de semana después de 8 meses de ardua lucha entre la vida y la muerte. Nunca se rindió, a pesar de que el bicho no se lo puso nada fácil.

En el Día del Amor y la Amistad, Toño recibió el mayor regalo de todos, disfrutar en casa de los suyos y, sobre todo, de este viaje llamado vida.

A la salida del centro hospitalario le esperaban visiblemente emocionados los médicos y enfermeras que han estado a cargo de este luchador. Con la mano en el corazón y lágrimas en los ojos, Toño les agradeció lo más importante que tiene uno, la vida.

Entre palabras de aliento y aplausos, el intérprete mexicano de 56 años dejó atrás el que fue su 'hogar' por tanto tiempo. A pesar de la gravedad de su estado de salud, se sintió como en casa gracias a los cuidados y entrega de esos grandes héroes de bata blanca.

Toño Mauri
Credit: Mezcalent.com

Durante todo este tiempo Toño superó muchas pruebas de salud, entre otras un doble trasplante de pulmón. Su cuerpo lo aceptó y con él comenzó una nueva oportunidad que hoy agradece con una sonrisa en sus ojos.

Un claro ejemplo de que, a pesar de los pesares, no se debe perder nunca la esperanza. ¡Bienvenido a casa, querido Toño!