El bailarín español ha compartido a través de las redes sociales el motivo que lo ha llevado a aterrizar este lunes nuevamente en su país de origen.
Anuncio

El aeropuerto se ha convertido en el segundo hogar de Toni Costa. Por un motivo o por otro, el bailarín español no ha dejado de tomar aviones durante las últimas semanas.

Este domingo, sin ir más lejos, el carismático bailarín español ha vuelto a poner rumbo hacia su país de origen, España, lugar al que viajó a mediados de junio en compañía de su hija Alaïa para disfrutar de unas merecidas vacaciones en su ciudad natal, Valencia.

Esta vez, en cambio, la expareja de Adamari López ha viajado solo y por un motivo muy diferente: un desafío intensivo de Zumba que ofrecerá en la escuela de baile de su familia.

"Yo en un aeropuerto de nuevo, estuve viendo a Alaïata, me bañé con ella en la piscina, lo pasamos bien y ahora aquí, voy rumbo a España, voy a hacer un intensivo de Zumba […], así que voy para allá a disfrutar de la familia, de mi tierra, a trabajar y a regresar con las pilas muy cargadas", expresó este domingo el bailarín a través de sus historias de Instagram.

Durante las próximas dos semanas, el que fuera mentor de las estrellas del exitoso programa Mira quién baila (Univision) estará impartiendo sus clases de Zumba en su país natal.

"8 clases, 2 semanas, 480 horas de pura Zumba y más de 8.000 kcal fuera. ¿Te apuntas", anunció Toni desde su perfil de Instagram, donde cuenta con casi 2 millones de seguidores.

Cada clase que el bailarín impartirá en España tiene un precio de 12 EUR, lo que equivale a unos 14 USD, y se llevará a cabo de lunes a jueves en horario de tarde, por lo que el ex de Adamari tendrá toda la mañana libre para poder disfrutar de la compañía de los suyos.

"¡Dos semanas y list@s para el verano!", compartió el instructor de Zumba animando así a sus seguidores a unirse a este intensivo de Zumba.