Trabajador incansable como pocos, la expareja de Adamari López también tiene un negocio fuera del mundo del baile que no muchos conocen.

Por Moisés González
Junio 11, 2021
Anuncio

Si hay un adjetivo que podría definir a la perfección a Toni Costa ese es el de 'trabajador incansable'. El bailarín español, que lleva desde los 15 años ganándose la vida, siempre está buscando cómo poder superarse para darle la mejor calidad de vida posible a su hija Alaïa, de 6 años. Lo hacía cuando aún mantenía una relación amorosa con Adamari López y lo sigue haciendo ahora que sus vidas han tomado por el momento caminos diferentes.

La expareja de la presentadora puertorriqueña tiene una apretada agenda profesional que lo mantiene ocupado la mayor parte del día, empezando por sus clases magistrales de Zumba.

De hecho, el bailarín se encuentra embarcado desde hace varios días en una extensa gira que lo está llevando a recorrer diferentes ciudades estadounidenses con llenos totales.

"Agradecido por el trabajo que tengo de llevar salud, alegría y baile de la mano de Zumba a las personas que deciden invertir su tiempo y dinero en venir a mis clases. Estaré siempre agradecido. Gracias por el cariño y el apoyo", expresaba semanas atrás en Instagram.

Además de las clases presenciales que ha podido retomar tras finalizar la parte más crítica de la pandemia, Toni cuenta con una página web en la que ofrece clases de Zumba virtuales.

"Seguimos bailando, cambiando vidas y llegando a sus casas a ritmo de Zumba, el mejor cardio que puedes hacer desde tu hogar. Entra a www.re4dy.com y adquiere tus clases diarias, semanales o mensuales", compartía a principios de junio el bailarín.

Unas clases que Toni combina varios meses al año con su participación en el programa Mira quién baila, en cuya última temporada ejerció como mentor de los participantes.

Pero los ingresos económicos de Toni no están centrados exclusivamente en el baile.

Motivado por sus ganas de seguir prosperando en la vida, el papá de Alaïa inició el año pasado un negocio digital de la mano de una empresa de productos cosméticos que lo tiene muy feliz y con el que está ayudando a muchas personas a lograr su independencia económica.

"Cada mañana desde que entré a Monat me levanto con toda la actitud de seguir dando oportunidades de negocio digital a todas las personas que confían en mi, que quieren cambiar su vida y sobre todo salir adelante. No pierdes NADA, porque se puede conseguir TODO lo que te propongas. Aprovecha esta oportunidad única porque te aseguro que si trabajas te va a cambiar la vida, ah y todo esto desde tu casa", compartía meses atrás el bailarín.

No hay duda de que a Toni no hay nada que lo detenga.