El bailarín español vuelve a estar solo después de que Adamari López llegara a España para pasar tiempo con su hija.

Anuncio

Tras su separación de Adamari López, Toni Costa ha disfrutado durante las últimas semanas de unas muy merecidas vacaciones junto a su familia y su hija Alaïa en España, donde ambos han vivido un sinfín de aventuras, fortaleciendo aún más la estrecha relación que ya existe entre padre e hija.

Ahora, el protagonista de la última portada digital de PEOPLE en español, acaba de dejar a su hija junto a su mamá, recién llegada a Madrid desde Miami, para que ambas recuperen el tiempo perdido después de estar tantos días separadas.

"Tenemos muy buena comunicación Adamari y yo para que nuestra hija siga feliz y con esa estabilidad emocional que le dimos desde el día que nació. Le hablamos mucho y ella entiende. Alaïa es una niña muy inteligente y se ha tomado esto de una manera que hasta a nosotros mismos nos ha sorprendido gratamente", reflexionó el bailarín acerca de la forma en que su hija estaba llevando la separación de sus papás.

Toni Costa
Credit: Instagram Toni Costa

Sin Adamari ni Alaïa, un reflexivo y solitario Toni Costa se dejó ver paseando a orillas del mar el viernes noche, ya pasadas las doce, por una desértica playa mediterránea.

El papá de Alaïa se encontraba contento por un sencillo hecho y así lo explicó mientras caminaba por el paseo marítimo de la ciudad costera de Benidorm: "Hoy es un día muy importante, a esta hora, que ya han pasado las doce de la noche, es la primera vez desde que empezó la pandemia, el uso de la mascarilla ya no es obligatorio en la vía pública… Así que aquí disfrutando sin mascarilla de un buen paseo por la playa en Benidorm", finalizó.