La pequeña Alaïa pasó unas horas con su papi Toni Costa en los ensayos de ¡MQB! y demostró tener un gran futuro como bailarina.

Por Teresa Aranguez
Enero 27, 2019
Anuncio

Ver las historias de Toni Costa en Instagram es una maravilla. Y no sólo por lo divertidas que son sino también porque nos adentra en una relación preciosa entre él y su otro gran amor, la pequeña Alaïa. Cada día es una aventura juntos en el coche, en la clase de baile o en su bicicleta.

Sin embargo, en esta ocasión, Toni tuvo la suerte de contar con su pequeña en la pista de baile de ¡Mira Quien Baila!, donde su princesa le acompañó durante unas horas mientras papi tenía que ensayar. La chiquitina se portó de maravilla e incluso se atrevió a hacer su propio número.

Se nota que por las venas le corre sangre de artista porque lo hizo de maravilla. Y claro, a su padre orgulloso perdido, se le caía la baba como es normal. “Y así de especial es mi vida”, escribía.

Padre e hija se marcaron un precioso baile improvisado en el medio de la pista que cada domingo se viste de nervios y disfrutamos en el famoso programa de Univisión. Lo hicieron estupendamente porque no había presión ¡ni jueces!

Poco después, Toni volvía a casa con su pequeña a quien dejaba con mami, Adamari López, para después regresar a los ensayos. El bailarín español lo está dando todo porque, aunque también se lo pasan en grande, la disciplina es la base de todo. Sus coreografías brillan cada domingo y son aplaudidas por su elegancia y buen gusto.

Le deseamos toda la suerte del mundo en esta nueva semana y que nos siga brindando esos videos tan entrañables y llenos de complicidad con su chiquitina.