Después de todas las dudas que han surgido sobre cuáles son sus verdaderos sentimientos, el bailarín español pone las cartas sobre la mesa y cuenta por fin lo que siente de verdad.
Anuncio

Desde que Toni Costa se adentrara en la aventura de La casa de los famosos, los comentarios sobre a quién pertenece su corazón no han cesado.

Mientras algunos consideran que este órgano sigue palpitando por Adamari López por las veces que la ha citado en la casa, otros sí creen que está muy enamorado de su actual pareja, Evelyn Beltrán.

Ante las dudas y sin saber lo que está pasando fuera, el bailarín español lo ha dejado claro en unas sorprendentes declaraciones en el reality.

Lo ha hecho a modo musical y de baile, como mejor sabe, aclarando todas las dudas que se están comentado fuera en diferentes programas de televisión. Aunque será a su salida cuando tendrá que afrontar esta gran pregunta, él lo ha confirmado así en el show.

Toni Costa
Evelyn Beltrán; Toni Costa; Adamari López
| Credit: Instagram, La casa de los famosos, Mezcalent

Ocurría durante la última fiesta semanal que ha habido en la casa, momento de diversión de sus integrantes más allá de pruebas y demás. Un espacio de música, baile y ocio para todos donde las diferencias quedan, durante al menos unas horas, a un lado.

En esta ocasión, cuando todo transcurría con normalidad, comenzó una canción que a Toni le toca especialmente la patata, el tema de Karol G, "Ocean". Es la melodía que le une a su amada Evelyn, a quien mirando a cámara le dijo que la amaba y que pronto cumplirían sus 10 meses juntos.

"Vamos a enseñarle al mundo lo que es amor", le cantó de forma apasionada junto al resto de la letra de la famosa canción. Un romántico gesto al que su destinataria respondió de inmediato en sus redes sociales.

"Quiero que sepas que te amo eternamente, Toni. Qué bonito es estar enamorada de ti. Eres especial, te amo, amor mío", escribió.

Unas palabras por parte del profesor de baile con las que deja claro a quién pertenece su corazón sentimentalmente hablando, a pesar de recordar en varias ocasiones momentos bonitos con la mamá de su hija.