La pareja de Adamari López no tardó en hacer frente a las críticas recibidas por ponerle un precio a las clases de baile que imparte a través de su página web.

Por Moisés González
Abril 27, 2020
Anuncio

Tener un profesor de baile como Toni Costa, pareja de Adamari López, es sinónimo de aprendizaje y diversión, por eso no es de extrañar que sus clases siempre estén abarrotadas de gente. Ahora, debido a la cuarentena impuesta por la pandemia del nuevo coronavirus COVID-19, no solo pueden disfrutar de sus lecciones como instructor de Zumba las personas que viven en la ciudad de Miami o sus alrededores sino cualquiera que disponga de una conexión a Internet ya que sus clases las está realizando de manera online por medio de su página web.

El bailarín español, que llevó a cabo días atrás varias sesiones de baile de forma gratuita con el objetivo de recaudar fondos para la lucha contra la pandemia que azota al mundo, ha comenzado a cobrar por sus clases. Una cifra asequible y nada ostentosa de $ 3.99 por la que ha recibido algunas críticas a través de las redes sociales de aquellos que sin conocer el motivo real que lo ha impulsado a ponerle un precio a sus clases no han tardado en juzgarlo duramente.

Siempre activo en las redes sociales, Toni no tardó en hacerse eco de las críticas.

"¿Y cuando di 10 clases gratis estas semanas pasadas qué, tampoco quedó contenta? ¿Cuando nos pusimos todos a recaudar fondos con mis clases para un hospital para comprar material para la lucha contra el Covid-19 tampoco? A ver si antes de hablar se lo piensa dos veces porque vamos es igual lo que haga uno, algunos nunca quedan contentos y eso que son las clases más económicas que puedas encontrar", respondió tajante a una seguidora.

El también coreógrafo explicó que prácticamente se vio obligado a ponerle un precio a sus clases de Zumba por un asunto relacionado con ‘temas legales’.

"Si supieran todo lo que llevo invertido para llevarles unas clases de calidad. Y creo que poca gente cobra tan barato como yo. Y que conste que lo hago porque no me quedó más remedio por temas legales", dejó claro el que fuera ‘mentor’ de Mira quién baila All Stars.

Como era de esperarse, la mayoría de sus seguidores aplaudieron su iniciativa.

"Profesionalismo, entrega, dedicación, buscando siempre la perfección en todo, ¿qué más se puede pedir?", se puede leer entre los cientos de mensajes de apoyo que recibió.