June 24, 2018 01:11 PM

Hace unos días publicábamos la noticia de una nueva fiesta a lo grande en la familia real británica, la del bautizo del pequeño Louis. Una celebración que volverá a darnos la oportunidad de verles vestidos en sus mejores galas en un entrañable momento en la vida del pequeñín.

Será el 9 de julio en un evento que pretenden sea lo más íntimo posible. Al igual que sus hermanos Charlotte y George, será bautizado a la edad de tres meses. Como era de esperar el protagonista de ese día llevará el faldón crema que es una réplica de la prenda de encaje que lució la hija mayor de la reina Victoria en el siglo XIX.

El reverendo Justin Welvy, arzobispo de Cantérbury, será el encargado de oficiar el bautismo, como hizo con sus hermanos. Se trata de la persona de confianza a quien la familia real siempre recurre en eventos eclesiásticos de esta embergadura.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

A difrencia del segundo bautizo de los hijos de Kate Middleton y el príncipe Guillermo, en esta ocasión no abrá paseo al aire libre para que los ciudadanos puedan contemplarlo. Se hará de puertas para adentro aunque sí habrá difusión de las imágenes de la celebración. También habrá detalles muy señalados como agua traída del río Jordán y elementos baptismales empleados en el 1841.

La pregunta que todos se hacen es quiénes serán los padrinos del pequeño Louis en esta ocasión. Uno de los secretos mejor guardados hasta ahora que no será revelado hasta que llegue el día. Y también un encuentro en el que seguro Meghan Markle será una de las más observadas en cuanto a moda se refiere por ser considerada una de las mujeres más elegantes del momento. ¿Hará sombra a su cuñada y mamá del bautizado?

 

 

 

 

You May Like

EDIT POST