El cantante italiano que alcanzó el éxito a principios de los 2000 habla por primera vez y como nunca de su lucha contra el alcoholismo, el bullying que sufrió por su sobrepeso y los estragos de tratar de esconder su sexualidad.

Por Isis Sauceda
Noviembre 05, 2020
Anuncio

El cantante italiano Tiziano Ferro, que se hizo famosos a principios de los años 2000, abre su corazón y por primera vez habla de los estragos que el alcohol, el exceso de peso y su homosexualidad causaron en su vida y en su carrera.

En una íntima y personal confesión en un nuevo documental, el intérprete revela lo difícil que fue abrirse camino en el mundo de la música debido a su orientación sexual y cómo ha logrado retomar su lugar en la preferencia del público tras varios años de ostracismo.

Ferro dijo en una entrevista con la agencia EFE reproducida por varios medios que el documental respondía a la necesidad de compartir la verdad sobre su vida y liberarse de los demonios que lo habían acosado por mucho tiempo.

“No por ser un héroe, sino de agarrar mi parte más auténtica y liberarme de este peso”, expresó el cantante. “Me encanta la idea de abrazar una cicatriz, de exponerla y convertirla en un superpoder porqué es verdad y real, por aplaudir las ganas de solucionar y no de ocultar el pecado”.

En FERRO: el documental, mi historia, nuestra historia, que se podrá ver este viernes en Amazon Prime, el cantante cuenta la primera vez que probó el alcohol en su adolescencia y cómo fue víctima de bullying por incumplir los estándares físicos que se esperaban de un artista debido al sobrepeso. Además, acepta que tuvo que lidiar con críticas y presiones dentro de la industria musical por no ser lo suficientemente masculino.

“En España e Italia no se habla del alcoholismo y eso permite que se esconda muy bien”, comentó. “Me convertí en una persona superfamosa a los 21 años, pero a esa edad no sabes quién eres, especialmente si llegas desde una ciudad pequeña [llamada Latina] como la mía, construida por la acción de Mussolini y en la que nunca había oído hablar de igualdad o de respeto. Crecí sin saber quién era, porque no había personas como yo que me dijeran que eso estaba bien y que lo importante era ser honesto”.

Credit: Getty Images

Una vez empezó a tener éxito en Italia y luego en el mercado hispanoamericano, el intérprete cuenta que su compañía disquera intentó acallar los rumores sobre su homosexualidad, por lo que se tuvo que someterse a un estricto control de su imagen que incluía no usar ropa que pareciera “demasiado gay”.

“La industria musical sabía lo que hacía y es fácil echar la culpa a los demás, pero prefiero hablar de una concurrencia de culpas”, expresó. “La manipulación mental encuentra espacio si de lo das y yo no estaba listo para reafirmarme. Me entregaba porque me miraba al espejo y pensaba que no estaba bien”.

El cantante reveló que el alcoholismo estuvo a punto de llevarlo a padecer cirrosis y que tras pasar por un proceso de rehabilitación, finalmente encontró el amor propio y una pareja, la que ha formado junto su ahora esposo Victor Allen, con quien contrajo matrimonio en el 2019.