LIVE

El departamento del Sheriff de Los Ángeles aseguró que el golfista casi doblaba la velocidad permitida en la zona en la que tuvo el accidente que casi le cuesta la vida.

Por Isis Sauceda/Los Angeles
Abril 07, 2021
Anuncio

El sheriff de Los Ángeles, Alex Villanueva, aseguró que Tiger Wood conducía al doble de la velocidad permitida cuando el auto que conducía se salió de la carretera el pasado 23 de febrero en el área de Rolling Hills Estates, en Rancho Palos Verdes.

Durante una conferencia de prensa realizada este miércoles, Villanueva calificó de "falsos", los rumores de que la información obtenida durante la investigación no se haría pública, al mismo tiempo que dio a conocer.

De acuerdo al sheriff, Woods manejaba de manera insegura para las condiciones de la vía, por lo que no pudo controlar el auto al tomar una curva de la calle, reportó People. Además, reveló que el golfista conducía a una velocidad de entre 84 y 87 millas por hora en una zona con un límite de 45.

Villanueva reiteró que Woods no presentó ninguna incapacidad para conducir su vehículo y que no recibirá multa alguna. Aseguró que el deportista – quien no recuerda el accidente - ha cooperado con las autoridades y ha dado su permiso para compartir detalles de la investigación.

Tiger Woods
Tiger Woods
| Credit: Jamie Squire/Getty Images

Por su parte, el capitán James Powers, indicó que la actividad del celular de Woods no indica que haya sido un factor en el accidente.

"No hay evidencia de aumento de velocidad o de algún comportamiento apresurado en el pietaje previo al accidente", comentó.

La semana pasada, Villanueva anunció que la causa del accidente había sido determinada y que la investigación había concluido. Sin embargo, no ofreció detalles aparentemente por petición del equipo del golfista.

"Nos hemos comunicado con Tiger Woods y su personal….Hay una situación de privacidad sobre la divulgación de información, por lo que les hemos pedido que cedan [a dar información], y entonces podremos revelar completamente la información sobre el accidente", comentó el sheriff la semana pasada. "No la podemos divulgar sin las personas involucradas en el choque".

Una fuente cercana a Woods, aseguró a People que el golfista - quien estaba bajo tratamiento por un problema de adicción a los medicamentos luego de sufrir un accidente en el 2017 -  hace caso omiso a cualquier especulación sobre lo sucedido.

"No lo están acusando de nada y su enfoque está en curarse y recuperarse, no en obsesionarse por lo que la gente supone sucedió esa mañana", dijo la fuente. "Tiene cosas más importantes en qué pensar".

Woods manejaba por el área de Rolling Hills Estates, en Rancho Palos Verdes, cuando su vehículo impactó el divisor central de la calle, chocó contra un árbol y acabó volcado a un lado de la calle.