La Bachelorette Tayshia Adams habla de su orgullo por sus raíces mexicanas y afroamericanas. La guapa soltera de 30 años confiesa que busca un amor duradero como el de sus padres, tras sobreponerse a un doloroso divorcio.

Por Lena Hansen
Diciembre 08, 2020
Anuncio

La nueva Bachelorette Tayshia Adams habló con People en Español sobre sus vivencias en el popular reality show de la cadena ABC. Una de las misiones de Adams —quien es de raíces mexicanas y afroamericanas— es promover la diversidad y la inclusión en el programa. "Me hace sentir muy orgullosa", dice. "Yo puedo ser una representación de muchas mujeres que lucen como yo y lograr que otras personas birraciales sientan que tienen visibilidad en la televisión. Cuando yo estaba creciendo no siempre vi eso, así que tener esta oportunidad significa mucho para mí".

Adams ha debatido temas en el show como el movimiento de Black Lives Matter y habló con el concursante Zac Clark de su batalla contra la adicción al alcohol y las drogas. "Estas son conversaciones reales y son tópicos con los que las personas batallan o que están experimentando, y el hecho de que estemos teniendo estas conversaciones muestra que esto es algo real", dice. "Si bien esto es un programa de televisión, yo estoy siendo yo misma y estos hombres también. Estamos siendo vulnerables, genuinos y me encanta que podamos ser profundos".

Ser parte de este programa de telerrealidad la ha ayudado a conocerse mejor. "Ha sido increíble, creces mucho. Ha sido un torbellino porque he podido salir con tantos hombres maravillosos y conocerlos a tantos niveles, y me han enseñado tanto. Ha sido algo surreal", admite.

Adams, de 30 años, también ha alzado su voz en contra de la desigualdad racial. "Eso es lo que está pasando en el mundo, a nuestro alrededor y es una realidad para muchas personas a diario", admite. "Esas son conversaciones reales que yo tendría con cualquier persona con quien tengo una relación, dentro o fuera de la pantalla".

Credit: The Bachelorette /ABC

La codiciada soltera celebra la herencia cultural de su madre mexicana y su padre afroamericano. "La mitad de mi familia vive en México y cuando estaba creciendo pasaba algunos veranos en México, adentrándome en la cultura allí, lo cual es maravilloso", recuerda. "Siempre he tenido abuelos que son muy diferentes en cada lado. Comíamos collard greens y también tamales en los días festivos. Siempre era muy divertido ir a sus casas. No me di cuenta hasta después de que no todo el mundo celebraba el Día de Acción de Gracias o la Navidad como nosotros. Yo siempre tenía la mejor comida".

Su deseo es encontrar un amor verdadero como el de sus padres, quien llevan más tres décadas casados. "Mis padres han pasado por muchas cosas juntos. Me han demostrado que van a haber momentos buenos y malos, pero hay que saber navegarlos y tienes que tener una base sólida y un sistema de apoyo fuerte que te respalde. Yo estoy buscando un amor duradero y sé que tendré el apoyo de ellos".

¿Qué busca en su alma gemela? "Que sea un hombre de Dios, alguien cercano a su familia, que tenga grades metas y que sea honesto, leal y trate bien a la gente", dice. Para ella la personalidad de su futuro esposo es más importante que como luce, asegura.

Esta Bachelorette también ha motivado a otras mujeres divorciadas como ella a no rendirse y volver a abrirse al amor. "El divorcio es algo que nadie planea y no piensas que te va a pasar a ti", admite. "Ese fue el momento en que toqué fondo", recuerda sobre el fin de su matrimonio con Josh Bourelle. "Lo cuestioné todo, hasta a mí misma, y no sentía que yo merecía la vida que había planeado para mí. Sentí que había fallado. Mi mamá, mi fe y Dios estuvieron ahí. Me respaldé en eso y convertí ese dolor en algo que no me define, sino que me motiva a luchar por lo que quiero". Adams asegura que en vez de traumatizarse con las desilusiones amorosas que ha tenido, ha crecido gracias a estas experiencias. "Ahora estoy más feliz que nunca y estoy soltera", revela.

La pandemia del 2020, asegura ella, ha hecho que sus pretendientes en el show sean más vulnerables, honestos y que expresen sus sentimientos abiertamente. "Creo que todos deseamos algo real", concluye. "Este año ha sido muy pesado y ha puesto muchas cosas en perspectiva".