Cuando Thalía y Eduardo Capetillo compartieron créditos estelares en el melodrama Marimar, hubo un momento que no agradó mucho al actor y ahora ha quedado al descubierto.
Anuncio

El pasado 27 de diciembre de 2021, se llevó a cabo el 25 aniversario de la telenovela Marimar, que fue estelarizada por Thalía y Eduardo Capetillo. Ante ello, los actores, quienes también fueron compañeros cuando formaron parte del grupo Timbiriche, decidieron realizar un enlace en vivo para recordar cómo fue compartir escena en el mencionado melodrama. Sin embargo, el esposo de Bibi Gaytán no se imaginó que la también cantante lo pondría en evidencia y daría a conocer el berrinche que hizo durante una de las grabaciones.

Todo inició cuando Capetillo, quien interpretaba a un futbolista, luego de prepararse con un jugador profesional, le pidieron hacer una tijera para una de las escenas. Tras varios intentos, logró que saliera perfecto y entonces se dio cuenta que no habían captado en video su ejecución; lo cual, le hizo estallar en furia. "Para que yo hiciera, se le llama una media tijera, esa media tijera que está en la entrada [créditos iniciales de la emisión]", explicó durante la conversación que se realizó en el canal de YouTube de Thalía.

"Te costó porque te raspaste. Me acuerdo que hiciste un pinche berrinche '¡¿Por qué no lo grabaron?!' Porque fue una [toma] que te salió cañón [muy bien] y no sé por qué [el camarógrafo] no lo grabó", recordó Thalía durante la conversación.

El intérprete de "Con todos menos conmigo" aseguró que "de eso sí me acuerdo, fíjate". Y elogió a su colega. "Que buena memoria tienes", le respondió.

Eduardo Capetillo
Credit: Agencia México

"Yo sí me acuerdo porque te había salido cañón y quién sabe dónde estaba el camarógrafo, estaba arreglando algo", agregó la esposa de Tommy Mottola.

"Pero quedó increíble. La verdad es que cuando me veo ahora haciendo las escenas de futbolista, si digo 'ese cuate si le juega'", advirtió el empresario.

Las anécdotas y algunos datos desconocidos salieron a la luz en una amable charla que Thalía y Eduardo Capetillo tuvieron por casi 40 minutos.