La periodista de Univision rememoró el episodio más doloroso de su vida, la muerte de su esposo, en una entrevista para el canal de Youtube de Neida Sandoval.

By Moisés González
November 25, 2019

Es una de las periodistas más respetadas de la televisión de habla hispana, pero pocas veces había abierto su corazón como lo hizo recientemente en una entrevista para el canal de YouTube de Neida Sandoval.

Al borde de las lágrimas y visiblemente emocionada, Teresa Rodríguez rememoró uno de los episodios más dolorosos de su vida: la muerte del padre de sus hijos, quien falleció diecisiete años atrás víctima de un fulminante ataque cardiaco.

“Él murió en mis brazos”, contó la periodista. “Ese día no se sentía bien por la mañanita. Los niños estaban en la casa, estaban dormidos […] y se va a caminar al perro, regresa y entonces me dice ‘me voy a bañar'. Lo veo y le digo ‘¿te sientes bien?'. Me dice ‘sí, me voy a bañar porque tengo que ir ya a trabajar, pero quiero ir a ver a los niños antes de irme'. Lo siento en el baño como quejándose en la ducha. Le digo ‘¿qué te pasa?, ¿tú estás bien?'. Me dice ‘no sé, no me siento bien'. Sale, se seca… Entonces se seguía quejando y le dije ‘Antonio tírate un rato en la cama' y lo acosté y seguía, me decía ‘no me siento bien' “, relató.

“Le digo ‘¿pero qué sientes?'. Me dice ‘no sé, como que no me siento bien'. Yo empiezo a llamar al 911, los niños estaban dormidos todavía. Y él empieza a agonizar y de repente inconsciente y yo con el 911 hablando con ellos mientras que él estaba ahí a mi lado”, detalló la presentadora de Aquí y ahora.

Desafortunadamente cuando el equipo de emergencia llegó para trasladarlo al hospital y tratar de salvar su vida ya era demasiado tarde puesto que Tony ya había fallecido, sin en ese momento ella saberlo, en sus brazos.

“Él hizo un sonido tan raro que jamás lo olvido y dejó como de respirar”, rememoró. “Él ya había fallecido en mis brazos mientras que yo [estaba] en el teléfono”.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Aunque lo trasladaron al hospital y trataron de revivirlo durante más de 10 minutos, lamentablemente ya no había nada que hacer.

“Cuando él llegó al hospital trataron de revivirlo quizás por 10-15 minutos. Y me decían ‘mira ya hemos hecho todo' y les dije ‘sigan, sigan'. Y no pudo ser”, narró con lágrimas en los ojos la periodista.

Para Teresa lo más difícil sin duda fue tener que darles la noticia a sus hijos, quienes en ese momento eran apenas unos niños.

“Eso fue lo más difícil a día de hoy”, se sinceró.

“Pero él se tiene que sentir muy orgulloso de Víctor y Julián porque son… Dios se llevó a Tony, pero me dejó a los niños que esos niños para mí… Son tan apegados a mí. Ya uno tiene 32 años, el otro 27 y uno es igualito a mí y el otro es igualito a su papá, pero yo sé que su padre se tiene que sentir muy orgulloso de ellos”, expresó la periodista.

Advertisement