Al parecer nadie de la Casa Real irá a visitar al casi centenario príncipe Felipe al hospital, no harán más comunicados al respecto y nadie cambió sus planes de Navidad por el momento. ¿Qué sabemos del estado del duque de Edimburgo?

Por Nuria Domenech
Diciembre 23, 2019
Anuncio

Después del año tan complicado que pasó la reina de Inglaterra, parece que la Navidad no le va a dar tregua: su esposo, el príncipe Felipe, continúa ingresado a sus 93 años, un día antes de Nochebuena, por una dolencia que nadie especificó todavía.

Reina Isabel príncipe Carlos

Como es tradición, la reina está en Sandringham para pasar estas fechas tan entrañables y esperamos que el príncipe salga a tiempo para celebrar la Navidad en familia.

Reina Isabel principe Carlos de la mano

Tampoco el día de Navidad será un día fácil para Isabel II por más motivos: la monarca extrañará seguramente a su nieto Harry, quien decidió no acudir este año a su lado a la tradicional misa y poner tierra por medio con su familia. Los duques de Sussex y su pequeño Archie se encuentran en Canadá, donde se espera pasarán la Navidad acompañados de la mamá de Meghan Markle.

Archie, Meghan Markle, príncipe Harry

Algunos medios aseguran que el duque de Edimburgo, que lleva ya tres noches ingresado, está de buen humor y haciendo chistes con el personal sanitario del hospital privado donde se encuentra, el londinense Rey Eduardo VII en el barrio conocido como Marylebone.

Príncipe Philip, reina Isabell II

Al saberse la noticia del ingreso, la Casa Real trató de quitarle importancia diciendo que era sólo por precaución y que entró al centro sanitario por su propio pie, pero no desmienten varios reportes que aseguran que fue trasladado desde Norfolk en helicóptero para llegar hasta Londres y dirigirse al hospital.

Reina Isabel príncipe Carlos saludan

Nadie de la familia real acudió de momento a visitarle y hasta ahora no parece que vayan a hacerlo, cosa que apunta a que posiblemente no sea nada grave. Sin embargo, esta fue la primera vez que el duque no acudió al almuerzo previo a la Navidad que se celebra cada año en Buckingham Palace.