La tensión que existe entre los príncipes Harry y William fue evidente en la celebración del cumpleaños de la reina Isabel II

By Teresa Aranguez
April 21, 2019 03:18 PM

Este domingo había mucho que celebrar en la casa real británica. Primero que todo y con motivo de la Semana Santa, el último día de la misma se celebra la famosa misa de Pascua en la famosa capilla St George's Chapel en el Castillo de Windsor.

Hasta allí se dirigieron los hermanos William y Harry quienes no cruzaron palabra ni al entrar ni al salir del lugar. Las fotos e imágenes de ambos denotan una gran distancia y una cierta tensión que ha ido creciendo con el paso de los meses.

Mientras el hermano mayor acudía acompañado de su esposa Kate Middleton, Harry llegaba sólo a la misa debido al avanzado estado de gestación de su mujer, Meghan Markle.

Este día también es de celebración para la familia ya que la reina Isabel II cumple 93 años. Para el importante momento la monarca lució un colorido traje en verde lima limón que dio luz no sólo al nublado día sino también a las caras de sus nietos.

Después de la misa la familia se trasladaba a palacio para celebrar una comida con motivo del cumpleaños de la soberana. Son unos momentos de nervios para Harry quien está a punto de convertirse en papá y en quien todos los focos están puestos.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Además, se dice que tanto él como su esposa se trasladarían África tras dar a luz al bebé que esperan con el fin de alivianar la tensión tan fuerte entre Meghan y la familia de su marido. Unos rumores que la casa real ni ha afirmado ni negado.

La relación entre los hermanos ha empeorado desde que el pequeño de ambos se casara con la duquesa de Sussex. Las rencillas de esta con Kate y su fuerte carácter podrían haber entorpecido la que hasta ahora había sido una relación idílica. Esperemos que el tiempo ponga todo en su lugar y puedan retomar la bonita unión que siempre tuvieron.

En Imágenes: la juventud del príncipe Harry

Advertisement