El actor mexicano presentó su libro Orgullo prieto, en el que resalta incómodas anécdotas que ahora cuenta con orgullo.
Anuncio

En el marco de la promoción de su libro Orgullo prieto, el actor mexicano Tenoch Huerta bromeó que ya se podía morir ya que había tenido dos hijas, plantado un árbol y escrito un libro.

Pero lejos de broma, el actor de 41 años aceptó que aún tiene mucho por hacer con su activismo en contra del racismo y clasismo que asegura se vive en su país. El actor reconoció que no será una tarea fácil, pero espera que con su obra logre resaltar lo que vive la mayoría de la población de tez morena en su amado México.

A pesar de la fama que ha logrado por su talento en cintas como Días de gracias, Sin nombre y la saga de Black Panther y Black Panther: Wakanda Forever, Huerta reveló que su estatus de celebridad no lo exenta de ser discriminado. Durante la conferencia de prensa de su libro, el actor compartió una anécdota que vivió que lo hizo pensar en su existencia como un hombre moreno.

Tenoch Huerta
Tenoch Huerta
| Credit: Mezcalent

Huerta detalló que en una ocasión una mujer lo insultó por haberse detenido a comer, acción que causó un leve retraso en el transporte en que viajaba.

"'Tú no vales nada, tú no eres nadie, tú ni siquiera existes'", recordó que le dijo la mujer. "Ella negó mi existencia solamente porque retrasé una camioneta, porque paré a comer, derecho humano básico… Entonces yo, en el ejercicio de mis derechos humanos, hubo un retraso de 15 minutos de una camioneta y eso fue suficiente para que ella negara mi existencia y me dijo que yo era un 'pin….e prieto arrogante'".

El insulto se ha convertido en su motor para no darse por vencido y continuar luchando por su causa, así como parte del mensaje que quiere transmitir a cualquiera con su tono de piel.

"Algo que incomoda mucho a la blanquitud es el prieto arrogante, es el prieto que no baja la cabeza, es el prieto que los mira de frente y le dice: 'Ni madr.., carnal, ¿cómo ves que no?'", dijo en un vídeo que se ha vuelto viral. ""Si ustedes quieren hacer enojar a la blanquitud, nada más no les bajen la mirada".