La defensa de Pablo Lyle todavía tiene varios recursos bajo la manga que pueden beneficiar el proceso legal que está llevando el actor en un tribunal de Miami.

Por Carolina Amézquita Pino
Mayo 07, 2020
Anuncio

Por la crisis sanitaria que se atraviesa en el mundo, el proceso de Pablo Lyle ha sufrido algunos retrasos. Sin embargo, surgen nuevos datos sobre el caso que podrían ayudar. De acuerdo con el abogado del actor, Bruce Lehr, se buscará que se revise una vez más la causal de defensa propia.

“Este es un caso clásico de defensa propia, él estaba tranquilamente en un auto, fue atacado, él salió y usó la menor fuerza posible para golpear al hombre una sola vez; lo que pasó después de eso fue muy desafortunado”, explicó Lehr al programa mexicano de televisión Ventaneando (TV Azteca). “El hombre atacó su auto, atacó el auto en el que iba su esposa, atacó el auto en el que iban tres niños pequeños de 4, 6 y 8 años. Entonces, ¿debió aceptar que sus vidas corrieran peligro? No lo creo”.

Credit: Alexia Fodere/Miami Herald/Tribune News Service via Getty Images

Ante la negativa recibida de los recursos legales que han interpuesto, el defensor aseguró que tomarán otras medidas.

“Con todo respeto a la Corte de Apelaciones, sentimos que no nos están apoyando y nos gustaría tener más opiniones”, agregó. “El término legal ‘On Bunk’ quiere decir que en lugar de presentarnos ante los tres jueces de la Corte de Apelaciones para que decidan si procede la ley ‘Stand Your Ground’, nos presentemos frente a la Corte de Apelaciones completa, pero aún estamos estudiando si recurriremos a ese recurso”.

De acuerdo con el abogado, las medidas para evitar el contagio de COVID-19 han retrasado la audiencia hasta julio y evitado que Pablo Lyle vea a su familia; pero espera que la cuarentena genere empatía con el encierro del actor.

“Mucha gente cree que es muy fácil para Pablo [Lyle] llevar casi un año en arresto domiciliario en Miami”, advirtió. “Está sufriendo y solo. Con el asunto del virus la gente ha descubierto y se ha dado cuenta de lo duro que es no poder salir”.