LIVE

La familia real de Noruega atravesó este año uno de los más difíciles de sus vidas con otros frentes abiertos difíciles de sobrellevar. El terrible suicidio del exmarido de la princesa es sólo el final de un año horrible.

Por Nuria Domenech
Diciembre 27, 2019
Anuncio

Ayer Europa despertó con el terrible anuncio del suicidio del exmarido de la princesa Marta Luisa de Noruega. La policía encontró su cadáver en su domicilio la tarde de Navidad. El escritor deja tres adolescentes huérfanas de padre y el corazón roto en el seno de una familia que tiene mucho de qué preocuparse.

Princesa Marta Luisa de Noruega Ari Behn

Si bien el príncipe Haakon, heredero al trono, y su esposa Mettte-Marit compartieron su más sentido pésame, “para nosotros Ari fue un buen amigo, un querido familiar y una persona estupenda con quien compartimos grandes y pequeños momentos en la vida”, la pareja ya vive un duro revés de puertas adentro.

mette-marit-princesa-noruega-haakon-magnus-2.jpg

La princesa Mette-Marit está diagnosticada con una fibrosis pulmonar crónica que cambió radicalmente su día a día y, aunque tiene buenas expectativas de vida al haber sido realizado un diagnóstico precoz, es una realidad muy dura la que debe enfrentar esta mamá de tres niños de cara al futuro.

Mette-Marit Princesa de Noruega

El rey Harald tampoco goza de buena salud. Recientemente tuvo que suspender su agenda oficial y su hijo Haakon tuvo que cubrir su puesto en los actos en los que se esperaba la presencia del monarca. Aunque el informe oficial decía que la causa fue una afección vírica, también padece un cáncer a sus 82 años que tiene muy preocupada a la familia real.

Princesa Marta Luisa de Noruega Ari Behn

Al aparecer junto a su esposa, la reina Sonia, en la tradicional misa de Navidad en la iglesia de Holmenkollen, los fans de los royals noruegos respiraron aliviados al verle gozar de buena salud. Nada presagiaba los terribles momentos que enfrentarían horas después, especialmente las nietas que le acompañaban, las hijas de Marta Luisa y el tristemente fallecido Ari Behn.

Princesa Marta Luisa de Noruega Ari Behn

Entre los variados disgustos del monarca, se encuentran siempre los que le da el alma libre de su hija la princesa Marta Luisa, quien año tras año le trae de cabeza con su espíritu bohemio. Además de casarse con el rey de los escándalos, que eso fue para él su yerno Ari Behn, tuvo que ser testigo del divorcio de su hija.

Princesa Marta Luisa de Noruega Ari Behn

Un divorcio que por cierto marcó al artista fallecido, quien llegó a decir al hablar de la depresión que le causó: “Es un gran cambio. Se puede comparar con una muerte”. Una frase que ahora, dadas las circunstancias, toma otro cariz aún más doloroso.

princess-martha-louise-y-ari-behn-_2.jpg

Tras el divorcio, la princesa Marta Luisa se enamoró de Durek Verrett, un chamán de California, asunto que también le está dando al rey más de un quebradero de cabeza y a quien al fin pareció aceptar en la familia real precisamente el día de Navidad, cuando llegó a misa junto a la princesa en su primer acto oficial. Este hecho habría acaparado muchos titulares pero pasó casi desapercibido ante la tragedia acaecida esa misma tarde con el deceso del ex de la princesa.

princess-martha-louise-y-ari-behn-_8.jpg

Durek Verrett, quien tiene ahora 45 años, confirmó las dificultades que enfrentó al enamorarse de Marta Luisa en una entrevista a The Times: “Es muy duro para alguien de color entrar a formar parte de la familia real, más aún si es la mujer la que se enamora del hombre. La gente se siente incómoda cuando una mujer blanca elige a un hombre de piel negra, que además es chamán”.