A punto de cumplir 80 años, el respetado conductor chileno reveló algunos secretos de lo que vivió durante su vida y sus años estrella en la televisión.

Por Teresa Aranguez
Julio 22, 2020
Anuncio

Es, indudablemente, uno de los rostros más queridos, respetados y admirados de la televisión. Don Francisco es historia viva de este medio y el culpable de que los sábados por la tarde las familias se quedaran en casa a disfrutar de su inolvidable Sábado gigante.

En una cercana entrevista con Chiquinquirá Delgado en El break de las 7, el conductor chileno contó cómo está, en qué anda e hizo un repaso por sus años dorados frente a las cámaras. Su cambio de imagen es evidente, pero no por que se vea mayor, sino porque se ve estupendo. Con el pelo canoso pero con la misma energía y mirada curiosa, nos hizo partícipes de momentos únicos e irrepetibles.

"Durante los años que trabajé en la televisión, alguna vez, hace veinte años atrás, tuve que hacerme un arreglito, cosa que hoy en día no me haría, tuve que hacerme muchas cosas para poder mantenerme frente al público, hoy día también quiero mantenerme frente al público pero diciendo quién soy hoy en día", dijo sincero.

"Soy un hombre que voy a cumplir 80 años que quiere hacer cosas que le gusta hacer. A veces uno en su vida profesional tuvo que hacer cosas que no le gustaron, pero las hacía, hoy día prefiero hacer lo que me gusta", explicó.

Orgulloso del trabajo que hizo en Chile, durante casi 60 años, y en Estados Unidos, durante 35, siente que es el momento de traspasar su conocimiento a los demás y compartir sus vivencias.

El conductor no tuvo reparo en decir que de niño fue perseguido y maltratado físicamente por algunos compañeros en la escuela debido a sus raíces. "Estaba asustado, a mis padres no les dije lo que me había pasado", explica de ese momento tan duro.

Después de unos días sin ir al colegio, el director fue a visitarle para brindarle todo su apoyo. Finalmente se decidió a volver a las aulas y pudo salir adelante. "Tuve un par de peleas, gané estas dos peleas y me transformé en líder, mi personalidad fue cambiando, fui echando chistes y fui el presidente del curso, después del colegio, hice cosas actorales, canté....", recordó de aquellos años.

Un episodio que cambió su vida y que, años después, nos permitió conocer a una de las personas más importantes de nuestra comunidad. Durante la pandemia, y a diferencia de muchos, él ha logrado bajar 10 libras. Tiene muchos planes y sueños por cumplir, entre ellos seguir escribiendo sobre sus experiencias y vivencias en un nuevo libro, así que estamos deseando volver a verle y leerle.  Gracias por tanto, Don Francisco.