Sofía Vergara habla del éxito y de su personaje en Modern Family

Por Lena Hansen
Febrero 14, 2017
Anuncio

Sofía Vergara tiene bien definida su visión del éxito.

“Para mí es estar tranquila, dueña de mi tiempo, haciendo lo que me de la gana”, dijo risueña en una entrevista con People en Español. “Pienso que cuando uno ya se puede dar el lujo de hacer lo que le gusta, y tiene más cancha y recursos para cumplir sus metas y para decir ‘no' y más opciones de donde escoger, lógicamente puede controlar mejor su vida y disfrutar más todo. Pero hay que trabajar con mucho aguante para llegar a ese punto”.

La actriz colombiana habló de Gloria, su personaje en Modern Family (ABC), serie que con la que ha alcanzado la popularidad y se ha convertido en una de las estrellas de Hollywood.

“Gloria tiene un corazón divino, adora más que nada en el mundo a su familia y no se guarda lo que siente, aunque explote como una loca”, reveló. “Si conociera a Gloria en un aeropuerto, quisiera invitarla de rumba y ser su amiga. Yo la desarrollé inspirada en la personalidad de mi mamá y de mis tías, que son bien divertidas. Pienso que es una guerrera que ha salido adelante con su hijo sin perder el bueno humor y su esencia. Es como muchas mujeres latinas que admiro y eso es lo que la hace más especial y divina como mujer”.

La también empresaria aseguró que el éxito profesional viene de la mano de la felicidad personal. “Cada uno tiene su propia definición del éxito. Yo considero que tú eres exitosa cuando te levantas feliz, en un mundo que compartes con personas que te quieren de verdad, haciendo lo que te gusta y a Dios no le tienes que pedir absolutamente nada fuera de salud, sino que le hablas durante el día para agradecerle la cada bendición que te ha dado”.

Según ella, disfrutar la vida es parte de la fórmula del éxito. “Las personas más exitosas que conozco apenas oyen cualquier musiquita bailan, se sienten orgullosas de sus logros profesionales y de los de sus amigos, tienen una familia con la que se pueden reír, llorar y burlar de si mismas; tienen un trabajo que les gusta y pueden dormir tranquilas, sin cargos de conciencia por levantarse la mañana siguiente igual de felices y agradecidas”, concluyó.