Sofía Vergara y Nick Loeb en los Golden Globes de 2014.
Matt Sayles/Invision/AP
December 07, 2016 07:45 AM

El pleito legal entre Sofía Vergara y su expareja, Nick Loeb, sobre el futuro de unos embriones congelados parece no tener fin. El nuevo giro en la disputa es la presentación de una nueva querella en contra de la actriz en la que los demandantes son los propios embriones en disputa.

Según el New York Post, Loeb interpuso la nueva querella en una corte de Louisiana —un estado conocido por sus políticas provida—aduciendo el derecho a la vida de los embriones con el fin de conseguir su mayor anhelo: que ambos sean implantados en un vientre de alquiler para convertirlo en padre.

En los papeles presentados este martes se identifica a los “demandantes” como Emma e Isabella, nombre que se les da a los embriones. Según el Post, el nombre de Loeb no aparece en los documentos, pero sí el de un James Carbonnet, al que se identifica como el “fideicomisario” de los embriones.

La querella sostiene que Emma e Isabella, al no haber nacido aún, han sido privadas de la herencia que les corresponde y que fue creada en un fondo fiduciario a su nombre en Louisiana. De tener éxito con la nueva demanda, Loeb podría obtener custodia exclusiva de los bebés.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Jesse Grant/WireImage

Loeb demandó a Vergara en abril de 2015 por el derecho a usar los dos embriones que fueron congelados cuando eran pareja. A los pocos días de recibir la demanda, Vergara habló al respecto con bastante despecho.

“Un niño necesita a una madre y una relación de cariño con unos padres que se llevan bien, que no se odian….los niños necesitan padres”, dijo Vergara en su momento respecto al tema.

El empresario abandonó esa querella hace una semana luego de que la colombiana se anotara una victoria cuando un juez le concedió el derecho a obtener información que ella y su equipo de abogados consideraban como vital en el caso, que era identificar a dos anteriores exparejas que se habían practicado abortos tras haber quedado embarazadas de Loeb.

Vergara había solicitado dicha  información por medio de abogados luego de que Loeb, de 41 años, planteara su posición en un artículo de opinión que publicó el The New York Times, en el que afirmaba que quería implantar los embriones en un vientre de alquiler y así convertirse en padre soltero y de paso confesaba que dos novias suyas habían abortado hace un tiempo, causando su frustración paternal.

De acuerdo al Post, en la nueva querella se reproduce una conversación de la pareja mediante mensajes de texto sobre los embriones poco antes de su ruptura en mayo de 2013.

“No podemos mantener congeladas 4 vidas para siempre, o matarlas, iremos al infierno”, habría dicho Loeb.

“Iremos al infierno de todas maneras”, habría respondido Vergara.

 

 

 

 

Tal Vez Te Guste

EDIT POST