La joven actriz mexicana relató a través de su canal de YouTube su amarga experiencia con el bullying que la llevó a sufrir ataques de pánico y a no querer salir de su casa.
Anuncio

Sofía Castro abrió su corazón y relató este jueves a través de su canal de YouTube la amarga experiencia que vivió de cerca con el bullying cuando era una adolescente.

"Yo en quinto, sexto de primaria, a los 12, 13 años, estaba gordita, tenía sobrepeso y me molestaban en la escuela por eso. Me acuerdo perfecto que estaba un día en el salón […] y de repente empecé a ver que las [niñas] de enfrente se empezaron a reír de mí y yo no entendía porqué y de repente me volteé a ver y fue que había dado el botonazo, o sea literal se me salía toda la panza y se habían roto los botones de la camisa. No saben la pena y lo mal que me hicieron sentir", se sinceró la hija de Angélica Rivera y el productor José Alberto Castro.

"Ya en primero de secundaria me puse las pilas, me puse a dieta, fui con una nutrióloga, me ayudó, también me regularon hormonalmente porque tenía rollos de hormonas y la verdad es que me empecé a sentir supersegura. Era una adolescente superfeliz. Hacía mis travesuras, tuve mi primer novio, tenía un grupo de amigos increíbles y yo me sentía superbonita", compartió.

Pero toda esa seguridad se desvaneció nuevamente en el momento en que decidió ser actriz.

“Justo cuando empecé, empezó la nueva etapa y la nueva vida de mi mamá y ahí empezaron otra vez los comentarios y las agresiones muy fuertes hacia mí, hacia mi físico. Me dijeron cosas muy feas, me insultaban, entonces eso me empezó a generar muchísima inseguridad”, confesó.

"Todos esos comentarios que fueron durante mucho tiempo ataques bastante fuertes me bajaron el autoestima muchísimo y a veces no quería salir de mi casa, no quería ni siquiera ir al cine, ni siquiera ir a una fiesta… Empecé a verme en el espejo y me sentía fea. Me empecé a creer todo lo que la gente decía de mí. De repente me daban como ataques de pánico. Llegó un momento en que yo ya no estaba en mí, que me habían quitado a Sofía, me habían quitado a esa niña alegre, a esa niña con pasión, a esa niña con una meta, con sueños, divertida", señaló.

Esos problemas de autoestima llevaron a Sofía a estar en una relación de pareja tóxica "porque yo no me valoraba y no me creía capaz de merecer algo bonito", aseveró. "Me compré todo lo que la gente decía de mí en televisión, en revistas, en redes sociales…".

Afortunadamente, la actriz logró salir adelante gracias al apoyo de sus seres queridos.

"Gracias a Dios tengo la suerte y la fortuna de tener dos papás maravillosos, de tener dos hermanas que son mi fuerza, de tener unas amigas increíbles, de tener un novio que me da para arriba muchísimo…", reconoció Sofía, quien pidió a sus seguidores no juzgar a nadie "porque no sabes la batalla que está luchando, no sabes la batalla que está peleando" el otro.

"Está bien que des tu opinión constructiva, que sea una crítica constructiva de mi trabajo, de si actúo bien o no les gusta mi trabajo… Lo entiendo. Hay libertad de expresión y estoy a favor por supuesto de expresar, pero creo que también tiene que llegar a un punto donde tienes que dejar de agredir a la persona", aseveró.