Días después de la muerte de su hijo adolescente, la cantante tuvo que ser recluida al no levantar cabeza y temer por su vida. "Voy a encontrar a Shane".
Anuncio

Cuando se cumple una semana del suicidio de su hijo Shane, ahora es Sinead O'Connor quien ha tenido que ser ingresada en el hospital tras sufrir una fuerte crisis personal.

Apenas días después del trágico suceso, la artista compartía un mensaje preocupante en su cuenta de Twitter en el que aseguraba sentirse "perdida" y en el que se culpabilizaba de lo ocurrido. " "La muerte de Shane no fue culpa de nadie más que mía", expresó.

Unas palabras que denotaban el estado de malestar de la intérprete de "Nothing compares to you", quien inmediatamente recibió ayuda profesional.

Sinead O'Connor
Sinead O'Connor
| Credit: (Photo by Christie Goodwin/Redferns via Getty Images)

Fue ella quien más tarde pidió disculpas en sus redes por su reacción e informó de su ingreso hospitalario ante la crisis nerviosa que sufrió y que puso en peligro su vida.

"Lo siento. No debería haber dicho eso. Ahora estoy con la policía de camino al hospital. Lo siento, molesté a todos. Estoy perdida sin mi hijo y me odio a mí misma. El hospital ayudará un tiempo. Pero voy a encontrar a Shane. Esto es solo un retraso", escribió la irlandesa.

Este escrito fue borrado después y desde entonces no ha habido más noticias de la cantante de 55 años. Su hijo se quitaba la vida hace poco más de una semana tras escaparse de un centro hospitalario donde se encontraba internado.

No es la primera vez que que la integridad de Sinead corre peligro. Tal y como ella misma compartió en 2015 en su cuenta de Facebook, hubo otro intento: "Tomé una sobredosis", expresó.

De momento, la que fuera todo un ídolo de los 80 y 90 no ha vuelto a publicar mensajes ni dado a conocer su actual estado.