May 16, 2018 04:09 PM

 

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

 

Así es, el silencio ya era mucho, y a pesar de que nuestra escritora de moda y belleza Yolaine Díaz imploró a los santos de que Marjorie de Sousa y Julián Gil  dejaran su batalla legal a un lado, pues resulta que el día de ayer se abrió otro capítulo en esta cruenta pelea.

En esta ocasión el juez determinó que no se cancelarán las visitas en el centro de convivencias cada semana como aparentemente había pedido de Suosa. De igual forma, el juez negó a la venezolana cambiar la residencia del pequeño Matías y tampoco autorizó que el nene tuviera un pasaporte para poder viajar fuera de México.

 

 

 

Hace algunas semanas el juez había dictaminado que se suspendieran temporalmente las visitas entre Gil y Matías, ante esto el actor puso el grito en el cielo y explotó pues, según él, las veces que no había acudido a ver su hijo fue por compromisos laborales y sus ausencias fueron justificadas. “Este tipo de acciones confirman lo que les he venido diciendo desde el día uno y muestra una vez más la intención de mantenerme alejado de mi hijo. Increíblemente me han estado crucificando constantemente cuando yo no voy por motivos laborales y en este caso que ella va a trabajar sí le dan la cancelación”, expresó. “Por otro lado, todo el año pasado y principios de este, ella no iba porque siempre estaba trabajando y mandaba a la nana. En este caso se ve una vez más sus intenciones y alcances de lograr que no mantenga ningún tipo de vínculo con mi hijo Matías”, concluyó el galán, quien se quejó de que lleva “más de 400 días sin tener una sana convivencia con mi hijo”.

 

Seguramente, la batalla no quedará aquí y dentro de poco sabremos más de este polémico caso

You May Like

EDIT POST