Sharinna Allan, la hija de Charytín Goyco, habla por primera vez en exclusiva sobre los obstáculos que ha enfrentado como latina a la hora de buscar trabajos actorales en series estadounidenses.

Por Carole Joseph
Noviembre 19, 2020
Anuncio

Cuando Sharinna Allan tenía 15 años y acompañaba a su mamá Charytín Goyco a las grabaciones de su programa Escándalo TV supo que su futuro laboral sería en frente de los reflectores. “Empecé a ser la reportera de alfombras rojas [de Premios Juventud]”, recuerda la actriz y modelo que fue descubierta por Luz María Doria, hoy productora ejecutiva del programa matutino Despierta América (Univision).  “Mi vida cambió cuando me mudé a Nueva York y me dediqué full a la actuación”.

Fue en la Gran Manzana que Allan puso en práctica todos los consejos que su madre y su padre, el fallecido actor y productor puertorriqueño Elín Ortiz, le transmitieron durante su infancia. “La influencia de mis padres es lo que nos ha ayudado a mis hermanos  [Shalim y Alexander] y a mí a luchar y seguir adelante”, confiesa la puertorriqueña quien este año actuó en la serie Billions (Showtime).

Y sí que Allen ha tenido que ponerse una coraza, pues la artista ha sorteado más de un bache para hacerse de un nombre en la industria de la actuación en Estados Unidos. “A los americanos les ha tomado mucho tiempo aceptar de que los latinos no son el estereotipo de lo que ellos creen”, evidencia esta, quien también ha actuado en series en inglés como New Amsterdam y Law & Order: Special Victims Unit, ambas de la cadena NBC. “Navegar eso siempre ha sido muy difícil. Aunque soy latina y soy del Caribe también soy americana. Vivir en ese limbo en donde los americanos no te ven muy americana y tampoco eres 100 por ciento latina es algo a que he tenido que adaptarme”.

Credit: Nafisa Skeie Photography/Cortesía de Sharinna Allan

Su madre, quien es una de los jueces del programa Tu cara me suena (Univision), da fe de ello. “Mi hija nunca pierde la ilusión”, dice orgullosa la Rubia de América. “Mi hija logró lo que siempre soñé: ser bilingüe total. Yo no lo fui nunca. Eso, además de su tenacidad, le ha ayudado a ser respetada en lo que hace”.

No solo por productores y directores, sino que también por su pareja, el también actor Kevin Woods. "Tomé una decisión hace algunos años de librarme de algo y ahora soy una mujer feliz", confiesa la actriz, que hoy está divorciada pero ha mantenido su apellido de casada artísticamente. "[Estoy] dedicada a mi carrera, disfrutando de mi pareja y tomando mis propias decisiones".

De las pruebas superadas, los sabios consejos de sus padres y su vida amorosa, Allen habla hoy en exclusiva.

Credit: Daniel Norton Photography/Cortesía de Sharinna Allan

¿Cómo fue que te diste cuenta que querías seguir los pasos de tu mamá?

Nací en San Juan, Puerto Rico, pero estuvimos viviendo mucho tiempo en República Dominicana; mi familia completa está en Dominicana. A nosotros mis padres siempre nos metieron a hacer  actividades. Nos hacían cantar y bailar.

Cuando [yo] tenía 15 años, mi mamá estaba en Escándalo TV. Luz María Doria tuvo la idea de tenerme en Premios Juventud. Quería que hiciera un reportaje y empecé a ser la reportera de alfombras rojas. Eso lo hice por los próximos seis años.

Credit: Cortesía de Sharinna Allan

Cuando fui a la universidad estudié Broadcast journalism porque pensé que eso era lo mío. Cuando terminé me dijeron que necesitaba una clase para poder graduarme y estudié actuación porque era lo más cercano a la televisión. Y el profesor me pidió que audicionara para el papel protagónico de una obra de teatro —y me lo dieron. Cuando invité a mi mamá y mi papá a ver la obra me dijeron: ‘Tienes que dedicarte a esto. Esto es tu futuro, olvídate de lo demás’.

Mi vida cambió cuando me mudé a Nueva York y me dediqué full a la actuación. Y ya tengo cinco años en esta ciudad para dedicarme a la actuación.

Credit: Inoa Photography/Cortesía de Sharinna Allan

¿Qué ha sido lo más difícil para ti al buscar un lugar en el mundo artístico en inglés?

El mundo [de la actuación] americano es muy diferente al mundo latino. Hay diferentes tipos de latinos, los de Caribe, Sudamérica, México. El punto es que a los americanos les ha tomado mucho tiempo aceptar de que los latinos no son el estereotipo de lo que ellos creen.

He visto que la industria va cambiando pero no ha llegado el punto en que los latinos son representados de una manera completa. En el 2018, los latinos fueron el 3 por ciento de [los actores que aparecieron en] las películas de ese año en papeles protagónicos. Entonces eso te dice que esa industria no [nos] ha aceptado como [somos] para darnos los papeles que nos merecemos.

Navegar eso siempre ha sido muy difícil. Aunque soy latina y soy del Caribe también soy americana. Vivir en ese limbo en donde los americanos no te ven muy americana y tampoco eres 100 por ciento latina es algo a que he tenido que adaptarme.

Pero las personas han salido a decir: 'No, no merecemos ese papel en la industria'. Yo he tenido proyectos en proyectos que nunca pensé.

Credit: Cortesía de Sharinna Allan

También modelas para una tienda de equipos fotográficos en Nueva York...

Sí, un amigo me recomendó, nunca pensé que iba a hacer modelaje en mi vida. [La hoy editora de moda y belleza de PEOPLE EN ESPAÑOL] Kika Rocha fue la primera que me hizo hacer modelaje profesional. Fue en el 2007 cuando me llamó para hacer algo de fashion.

También apareciste en la serie Billions

La hice a principios de este año y fue maravillosa. Era una estudiante de leyes y fue un papel buenísimo. No fue para hacer el papel de un latino, de servicio, era una abogada. Fue muy interesante verme en ese show en donde no hay muchos latinos. Hago comerciales de voz y acabo de hacer un show para Apple TV, no puedo decir el show.

Credit: Cortesía de Sharinna Allan

¿Cómo te influenciaron tus padres?

La influencia de mis padres es lo que nos ha ayudado a mis hermanos  [Shalim y Alexander] y a mí a luchar y seguir adelante. Mis padres siempre nos enseñaron que esta industria no es fácil, uno tiene que tener la piel muy [gruesa] para sobrevivir esta industria.

Esa escuela de mis padres la usamos ahora para nuestra propia carrera. En mi caso, soy igual americana y latina, hablo español e inglés perfecto. Hay latinos que somos segunda generación y hemos aprendido la cultura americana.

Credit: Cortesía de Sharinna Allan

¿Cuál ha sido tu mejor trabajo?

Hasta ahora ha sido Billions con actores como Paul Giamatti; eso me hizo darme cuenta por qué elegí esta carrera.

Credit: Daniel Norton Photography/Cortesía de Sharinna Allan

¿Qué heredaste de tus padres?

La ética de trabajo. [El] luchar por la vida y por ser felices y por la ambición. Soy exactamente igual.

¿Cómo está tu corazón?

Estoy feliz, tengo pareja. Es importante que las mujeres se den cuenta de que pueden ser felices y que no tienen que quedarse en una relación porque la sociedad te exige quedarte en una relación. Tomé una decisión hace algunos años de librarme de algo y ahora soy una mujer feliz, dedicada a mi carrera, disfrutando de mi pareja y tomando mis propias decisiones. Por eso le digo a las mujeres que nunca tengan miedo de irse de algo que no las haga feliz.

Credit: Cortesía de Sharinna Allan

También estás llevando tus redes sociales y editas tus propios videos.

No hay tantos proyectos [este año debido a la pandemia] y muchos actores se han quedado sin esa vía de creatividad. Así que mi manera  de ser creativa es hacer los videos —y como yo aprendí edición, uso todos esos [conocimientos] en las redes sociales. Me viene una idea y lo hago. Es actuar, hacer drama, es lo mío. Gracias a eso he tenido ofertas [de trabajo]. He hecho muchos castings.  Creo en el poder de las redes sociales.