July 07, 2018 07:51 AM

Dicen que lo que llega tarde, ¡dos veces bueno! El Dorado Tour se retrasó casi un año, ¡pero ha merecido la pena! La gira europea de Shakira está siendo todo un éxito con llenos totales en todos los lugares. El último estallar ha sido Barcelona, tierra de su amado Gerard Piqué donde le han recibido con los brazos abiertos.

Entre su fanaticada destacaban tres chicos muy especiales para la vida de la colombiana, su amor y sus dos hijos, Sasha y Milan, que desde las primeras filas gritaban, bailaban y tarareaban las canciones de la artista con pasión.

Un gesto que llegó a la intérprete al corazón dedicándoles unas preciosas palabras desde el escenario. “Gracias por esta noche mágica, gracias a esta tierra por haberme dado a estos dos hijos y a ti (Piqué), me han hecho muy pero que muy feliz”, dijo emocionadísima, casi con lágrimas en los ojos.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

La alegría de ver a su pequeños apoyándola en brazos de su chico le dio aún más fuerza para hacer un show poderoso que dejó al público con el corazón a mil. Aunque Piqué, jugador de la selección de fútbol española, ha estado un poco decaído por no haber podido continuar en el mundial, esta velada llena de música le sirvió para volver a sonreír y disfrutar de lo que más ama, su familia.

Más unidos que nunca podrán disfrutar de un verano entre los escenarios y las diferentes ciudades que visite la cantante colombiana de 42 años, eso sí, siempre acompañada de sus pequeños como ha hecho desde que empezara la gira. Ahora con el ingrediente que le hace que tenga esa sonrisa tan mágica, su Piqué. ¡Enhorabuena!

You May Like

EDIT POST