En su escrito de defensa acusa a la Hacienda española "de utilizarla" y "vulnerar" su derecho a la intimidad por su supuesto fraude fiscal del que se desliga por completo con más pruebas y datos.
Anuncio

Por el día de Acción de Gracias, Shakira compartía un amoroso mensaje para su público al que agradecía todo el apoyo y cariño en este año.

Un año que todavía no ha terminado y sigue dando disgustos a la cantante colombiana. Este viernes salía a la luz el escrito de defensa de la artista ante las fuertes acusaciones realizadas por la justicia española por su supuesto fraude fiscal.

Decidida a no rendirse ante algo que asegura no haber cometido, Shakira ha dejado claro a través de estos papeles y sus abogados lo que piensa que está pasando y diciendo sobre ella al respecto.

Ante todo, ha aclarado que en ningún momento ha estafado a la Hacienda española los más de 14 millones de euros que aseguran.

Shakira
Shakira
| Credit: Grosby Group

Su defensa, ejercida por el abogado Pablo Molins Amat, acusa a este departamento de "dañar su reputación" y recuerda que su clienta ha pagado ya 90 millones de euros en impuestos en España.

Aclara que hasta finales del 2014 no es que se mudó definitivamente a Barcelona y que sus encuentros con Piqué hasta ese momento fueron "esporádicos". Anteriormente se había desplazado "por multitud de países" y no estaba todavía establecida en España.

Dicho escrito realizado por la defensa de Shakira y al que ha tenido acceso el diario español El País, acusa a la Agencia Tributaria de un "desmedido afán recaudatorio" y de querer "instrumentalizarla con fines ejemplarizantes".

Según estos papeles, ella ha pagado, desde el año 2011, 104 millones de euros en impuestos en todo el mundo, de ellos, 90 en España. 

La Fiscalía insiste en que, entre 2012 y 2014, la intérprete pasó 183 días o más en España, periodo en el se cometió el supuesto fraude.

La defensa de Shakira critica la investigación de los inspectores de Hacienda, los cuales pidieron información médica, personal y hasta de peluquería y centros de belleza a los que acudió la colombiana para comprobar que sí vivía en este país. Unos límites que sus abogados consideran que se han sobrepasado y que "vulneran el derecho a la intimidad" de Shakira.

La artista y su equipo no están dispuestos a bajar la cabeza y siguen decididos a afrontar con pruebas y documentos esta situación que niegan rotundamente.

A pesar de todo, Shakira se ha mostrado así de agradecida a su amado público en estos complicados momentos que atraviesa.