Nidia Ripoll suele mantenerse al margen de los medios, pero en esta ocasión, la matriarca quiso compartir estas palabras en un momento de cambios en el seno familiar.
Anuncio

Las últimas semanas para Shakira han estado llenas de desafíos, uno de los más importantes ha sido lidiar con la prensa tras el anuncio de su separación de Gerard Piqué. Los paparazzi viven afincados en las puertas de su casa y se han convertido en su inseparable compañía desde entonces.

A este episodio hay que sumarle otro más delicado, el nuevo ingreso hospitalario del padre de la cantante colombiana. Aunque fue dado de alta inicialmente, se encuentra otra vez ingresado en Barcelona.

Ante la insistencia de medios y anónimos sobre la situación y el interés generado ante los acontecimientos, Nidia Ripoll, madre de la artista, ha compartido unas atentas palabras con la prensa que han despejado muchas dudas.

Shakira y sus padres
Shakira y sus padres
| Credit: Shakira/Instagram

Las especulaciones sobre el estado actual de su marido, William Mebarak, han hecho que Nidia se haya animado a dar un reporte breve pero aclaratorio sobre cómo se encuentra.

"Está estable, estable", comunicó a los micrófonos que se le acercaron. A pesar de ir con una muleta, se paró amablemente para contestar a los reporteros que la esperaban en la puerta de la casa familiar de Shakira en la Ciudad Condal.

"No sé cuando, cuando digan los médicos", contestó a la pregunta de cuándo le darían el alta médica. Lo que sí confirmó es que está recuperándose.

Era la artista quien el pasado 8 de junio compartía este entrañable video en el que mostraba a su papá en casa, mucho más recuperado y haciendo sus ejercicios de estimulación.

"Con mi papá de alta, ya en casa y en el camino ascendente, ayudándole con su estimulación cognitiva después del traumatismo. Gracias a todos por arroparnos con su inmenso cariño", escribió feliz.

Una caída le llevó al hospital y desde entonces ha estado más delicado. Aunque William siempre ha contado con una salud de hierro, tiene 90 años, lo que implica un proceso más lento en la recuperación.